Al menos 16 muertos en una operación policial contra presuntos yihadistas en Sri Lanka

La Policía de Sri Lanka en el lugar donde se grabó el vídeo de los atentados.

"Hay alrededor de 140 personas en Sri Lanka vinculadas al Estado Islámico", afirmó el presidente del país, Maithripala Sirisena.

Al menos 16 personas, entre ellas seis niños, murieron este sábado de madrugada en un tiroteo de una hora entre las fuerzas de seguridad de Sri Lanka y supuestos terroristas de ISIS, menos de una semana después de los ataques suicidas que dejaron 253 muertos el domingo de Pascua.

En un momento en que militares y policías intentaban entrar en lo que según sus informaciones era un escondite del grupo ISIS en Kalmunai (este), tres hombres se inmolaron, matando a tres mujeres y seis niños.

A estos muertos se añaden "otros tres hombres" hallados sin vida fuera de la casa, sospechosos también de ser kamikazes, agregó la policía.

"Hay alrededor de 140 personas en Sri Lanka vinculadas al Estado Islámico"
La tensión sigue viva en este país de 21 millones de habitantes, y al menos 74 personas fueron detenidas desde el domingo.

Por razones de seguridad, se cerraron las iglesias católicas hasta nueva orden y algunas mezquitas anularon la oración del viernes. En las que se celebró, la asistencia no fue numerosa y el rezo se llevó a cabo en medio de fuertes medidas de seguridad.

 

"Ahora disponemos de información según la cual hay alrededor de 140 personas en Sri Lanka vinculadas al Estado Islámico; podemos y vamos a erradicarlas a todas muy rápido", afirmó el viernes el presidente, Maithripala Sirisena, anunciando una ley para prohibir a los grupos islamistas.

El viernes, la policía había anunciado que se incautó de 150 cartuchos de dinamita y una bandera del grupo EI durante un registro en Sammanthurai, una ciudad cercana. En este lugar se habría grabado el video de reivindicación de los atentados del Domingo de Pascua, según los investigadores.

El jefe del grupo terrorista murió en los ataques
Según el presidente Sirisena, el jefe del grupo acusado de los atentados yihadistas de Pascua murió en uno de los ataques contra iglesias y hoteles de lujo del pasado domingo.

Zahran Hashim, al que la policía llevaba buscando cinco días, era el jefe del National Thowheeth Jama'ath (NTJ), un movimiento yihadista local al que Colombo acusó de haber perpetrado los atentados. Zahran Hashim llevó a cabo el ataque suicida contra el hotel Shangri La de la capital con un segundo kamikaze, precisó el presidente.

Compartir

Comentarios