Garate anotó de penal el único gol.

El tucumano Jesús Soraire fue titular en el partido que coronó a Arsenal.

El equipo de Sergio Rondina superó 1-0 a los de Junín en el desempate por el título de la B Nacional con un gol de penal de Leandro Garate. Los de Iván Delfino, al reducido.

Todo pasa: Arsenal sólo duró un año en la B Nacional luego del descenso y un declive marcado en su andar en Primera División, para muchos, luego de la muerte de Julio Grondona. Le ganó 1-0 el desempate a Sarmiento, se consagró campeón de la división y retornó a la Superliga. Los dirigidos por Iván Delfino jugarán el reducido para buscar el segundo ascenso.

Un claro penal a los 18 minutos del primer tiempo le permitió a Leandro Garate llevarse todos los flashes luego de una gran definición al medio del arco de Manuel Vicentini, que se la jugó a su derecha y quedó sin chances. El experimentado Sebastián Penco no olvidará facilmente el gol que perdió abajo del arco a pocos minutos del cierre: el defensor Rubén Zamponi le 'sopló' la pelota con un cabezazo para facilitar la mala definición del centrodelantero.

"Mi familia vino en avión con el bolso cargado de ilusiones, de verme progresar. Hoy soy de Primera cuando diez meses atrás estaba jugando la Liga Tucumana de Fútbol", manifestó el tucumano Jesús Soraire, ex futbolista de San Jorge, que esta tarde jugó los más de 90 minutos hasta el pitazo final de Néstor Pitana y explotó el festejo de todo el Viaducto.

Compartir

Comentarios