Entrenamiento

Entrenar al límite, buscar la fatiga, la saturación, mejorar la resistencia cardiovascular y muscular. El reto en el crossfit es superarse día a día.

Si bien realizar ejercicio siempre es bienvenido, existen actividades para las que se requiere un entrenamiento previo y que sin conocimientos básicos y una buena guía pueden volverse peligrosas para la salud.

Ya practicado en todo el mundo y siendo un éxito rotundo en la Argentina, convivimos con mitos, preconceptos y mentiras sobre la práctica del crossfit. Una justificación para ello es el desconocimiento de informaciones profundas, ya que el método es relativamente reciente. Mitos sobre el crossfit hay para todos los gustos.

Nuestro sitio asociado WOD News hizo una lista con las cinco principales mentiras que son constantemente desmentidas por los fanáticas, practicantes y atletas de la disciplina que suma millones de adeptos en el mundo.

 

Mitos sobre el crossfit

  • 1 – CrossFit es un deporte

Al contrario de lo que se piensa, no. No es un deporte. Creado en 2000 por Greg Glassman, el CrossFit es un método de acondicionamiento físico de alta intensidad que abarca diversas modalidades deportivas como gimnasia, levantamiento de pesas y atletismo.

Desde entonces, Glassman lo registró como una marca, CrossFit Incorporation. Creó los Games, le vendió los derechos a Reebok (única marca que puede usar el nombre en sus materiales deportivos) y solamente los boxes afiliados pueden denominarse como CrossFit. Algunos lo llaman de MMT (modalidades mixtas de entrenamiento) o de Cross Training, pero la verdad es que el crossfit no es oficialmente un deporte.

 

  • 2 – El crossfit “masculiniza” el cuerpo de la mujer

Uno de los muchos mitos que carga el crossfit es que la práctica quita las características del cuerpo femenino. Esa frase está llena de preconceptos y estereotipos, ya que no existen padrones pre-definidos para el cuerpo, sea para hombres o mujeres. El crossfit, como muchas otras prácticas deportivas, puede desarrollar y resaltar músculos en diversas partes del cuerpo según el interés de cada practicante.

 

  • 3 – La práctica del crossfit lesiona más que otros deportes

Analizando dos estudios sobre lesiones en el deporte, los resultados sugieren que el crossfit lesiona menos que otros deportes como, por ejemplo, fútbol y tenis.

Los estudios toman como parámetro el número de lesiones por cada mil horas practicadas. En la muestra, el tradicional fútbol registró 7,8 lesiones, mientras que el voley totalizó 7. El crossfit apareció muy atrás, con 3,1 lesiones cada mil horas. El squash (18,3) y el judo (16, 3) lideraron el estudio.

 

  • 4 – Practicar crossfit no trae beneficios a la salud

Cortito y al pie: la práctica ayuda en la mejora del estado físico y cardiorrespiratorio, ayuda a ganar masa muscular, a perder peso y a combatir la obesidad; también fortalece las articulaciones y los músculos. “Diversos ejercicios del crossfit son útiles para trabajos y movilidad articular, estabilidad y fortalecimiento de algún segmento del cuerpo”, comentó el especialista Arivan Gomes. 

“Muchos triatletas y luchadores de MMA usan el crossfit como método para mejorar su alto rendimiento físico. Lo que urge imprescindible es adecuar de la mejor forma la rutina diaria de entrenamientos, acompañada por un profesional”, concluyó.

 

  • 5 – No todos pueden practicarlo

Otro de los grandes mitos que involucra a la práctica del crossfit, pero que la propia comunidad crossfitera suele desmitificar. Cada vez más atletas de diferentes condiciones físicas y edades se convierten en practicantes del crossfit. Con la guía de un profesional calificado y con las debidas adaptaciones, es posible que amputados, ciegos, ancianos, niños y todos los que lo deseen puedan adecuarse al crossfit.

Compartir

Comentarios