La compañía está emplazada en Nueva Zelanda.

La demanda solicita al tribunal que impida que los acusados reciban beneficio de la venta.

Facebook descubrió el funcionamiento de la sociedad con sede en Nueva Zelanda y presentó la denuncia ante un tribunal federal estadounidense.

Se sabe que con el crecimiento de las redes sociales y los influencers, también aumentaron las compañías que ofrecen servicios de "incremento" de seguidores e interacciones. En Nueva Zelanda, suspendieron las cuentas de una compañía que vendía un servicio de 'likes', visualizaciones y seguidores falsos, por una demanda de Facebook.

La denuncia fue presentada en un tribunal federal de Estados Unidos por la red social creada por Mark Zuckerberg, y busca sentar un precedente: este tipo de actividades no son toleradas. La compañía neozelandesa denunciada por Facebook, integrada por tres personas, utilizó diferentes empresas y sitios web para la venta de servicios falsos de interacción a cuentas de Instagram.

Los informes explican que la empresa neozelandesa continuó su actividad a pesar de haber recibido un aviso de que iba en contra de las políticas de uso de Instagram, por lo que se procedió a eliminar sus cuentas en la red social.

La demanda solicita al tribunal que impida que los acusados reciban beneficio de la venta de 'likes', visualizaciones y seguidores falsos en Instagram, tanto por infringir sus términos de uso como por violar las leyes del estado de California (Estados Unidos) contra el fraude y el abuso informático.

Fuente: TN Tecno.

Compartir

Comentarios