Los abogados del mexicano sostenían que varios miembros del jurado habían incumplido con la prohibición de no ver redes sociales durante el proceso.

Fotografía de archivo del 8 de enero de 2016, del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán

Los abogados del mexicano sostenían que varios miembros del jurado habían incumplido con la prohibición de no ver redes sociales durante el proceso.

La Fiscalía de Estados Unidos anunció su rechazo al pedido de los abogados del narcotraficante mexicano Joaquín Guzmán, conocido como "El Chapo", de repetir el juicio en el que fue declarado culpable en febrero.

 

Esta petición respondía a informaciones periodísticas que apuntaban a que varios miembros del jurado incumplieron la prohibición de informarse en redes sociales y medios de comunicación sobre el proceso del que estaban formando parte.

 

En su escrito presentado este martes, fecha límite fijada por el juez, los fiscales argumentaron que esas informaciones, publicadas por el medio de noticias Vice, no son comprobables, por lo que el juicio no debería repetirse.

 

Argumentaron que la petición de Guzmán "se basa únicamente en un artículo con una fuente anónima publicado sin corroborar": "No hay indicios de que algún miembro del jurado haya mentido al tribunal para ocultar cualquier sesgo sobre el acusado".

"Como el artículo de Vice no plantea el problema de que el acusado sea inocente y que el jurado lo haya condenado equivocadamente, no se justifica un nuevo juicio", añadieron.

Uno de los abogados de el Chapo, Jeffrey Lichtman, dijo que la fiscalía está "desesperada por evitar una audiencia que incluya testimonios de los jurados".

"Saben perfectamente que revelará que los jurados mintieron de manera sistemática al juez respecto al hecho de no seguir la cobertura de los medios durante el juicio. El caso de 'El Chapo' no fue nada más que una Inquisición glorificada y el rechazo del gobierno a simplemente escuchar a jurados lo demuestra", añadió.

 

El juicio

"El Chapo" Guzmán fue declarado en febrero culpable de diez delitos de narcotráfico por un jurado que deliberó durante seis días, en un proceso que duró casi cuatro meses. 

La fiscalía convocó al proceso a 56 testigos, desde ex socios hasta agentes del FBI, la DEA y otras agencias del gobierno, así como a funcionarios de varios países latinoamericanos.

El jurado escuchó conversaciones de "El Chapo" con sus socios grabadas por soplones a escondidas y otras interceptadas por el gobierno, y leyó decenas de sus mensajes de texto encriptados, así como cartas que le envió a su mano derecha desde la cárcel. También vio ladrillos de cocaína, granadas, lanzagranadas y rifles de asalto incautados o destinados al capo.

Durante dicho proceso, el magistrado recordó que los miembros del jurado no podían informarse sobre el caso contra el narcotraficante mexicano a través de la prensa o redes sociales para no contaminarse a la hora de deliberar, lo que sí habrían hecho algunos según la entrevista anónima publicada por Vice.

Compartir

Comentarios