Roberto Lavagna se mostró distante del llamado a la unanimidad a toda la oposición que propuso el lunes el líder del Frente Renovador

El economista mantuvo una extensa entrevista con una radio

Habló del kircherismo y macrismo. "Esta es una recaída del 2001, y a veces las recaídas son peores", opinó.

Roberto Lavagna se mostró distante del llamado a la unanimidad a toda la oposición que propuso el lunes el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, al considerar que, debido a la coyuntura, "suena interesante, pero extremadamente difícil, imposible en este momento de la Argentina".

 

"Hay una excelente relación con Massa", aclaró, al tiempo que recordó el apoyo que le otorgó en varios ocasiones electorales al ex intendente del partido de Tigre.

Sin embargo, resaltó la "interpretación sobre el momento actual" que realizó el candidato a presidente en una exposición ante periodistas en una las oficinas del cuadro política en Belgrano.


Durante esa jornada, Massa expresó que el presidente Mauricio Macri "debería convocar a todos los líderes de la oposición, incluida la ex presidenta, para sentarse en una mesa con los sectores políticos, económicos y sociales y transitar los próximos días previos a las elecciones con tranquilidad y certidumbre para los argentinos y para el mundo".

Ante esto, Lavagna consideró: "Una llamada a todo el mundo es un mecanismo que yo no puedo compartir. ¿Cree usted que hay una posibilidad de unaminidad nacional? ¿Creen que el cristinismo y el macrismo estén juntos con algún otro sector para resolver la crisis? Yo no lo veo, lo veo cada vez más lejano".

"No me parece que uno pueda buscar la unanimidad. Todos juntos en un gran acuerdo. Suena interesante, pero extremadamente difícil. Imposible en este momento de la Argentina", sentenció.

"Si estoy acá es porque quiero transmitir algún tipo de mensaje, un mensaje de orden político. Yo estaba retirado, pero por distintas razones me fueron empujando a tratar de trabajar en ver cómo uno supera esta grieta".

"Hasta hace cinco meses no se hablaba más que de Macri o de Cristina, pero hoy se sabe que puede haber algún espacio alternativo".

"El futuro de Argentina no pasa ni por el pasado, ni por el presente, que tampoco nos gusta. Pasa por difinir un futuro distinto".

 

"La grieta, primero que nada, es social. La sociedad argentina se ha ido dividiendo en dos. En 20, 30 años ha ido perdiendo el 25% de su clase media".

"Hay quienes ganan con las bicicletas financieras, las Lebacs y todos esos empapelamientos que el Gobierno viene haciendo".

"Este gobierno, sobre los cuatro años, tres años fueron negativos, un año positivo, y la caída fue arriba del 5% promedio para cada argentino".

"Los discursos son discursos y a veces están vacíos de contenido".

"Macri es conservador".

"¿Por qué sin el peronismo?".

"Unión no es unanimidad. Unión es una mayoría que ayuda en las cámaras e incluye al peronismo, socialismo, radicalismo... Además de incluir a gente de la sociedad civil que se está dando cuenta que la situación es grave".

Compartir

Comentarios