El papa Francisco durante una misa.

Francisco habló sobre el trabajo.

El Papa pidió rezar por quienes no logran conseguir un trabajo. Lo hizo durante la tradicional audiencia general con los fieles que coincidió con el Día del Trabajador.

 

 El papa Francisco calificó este miércoles al desempleo como una "tragedia mundial" y pidió rezar por quienes no logran conseguir un trabajo, durante la tradicional audiencia general con los fieles que coincidió con el Día del Trabajador.

"Hoy celebramos la memoria de San José Obrero. Que la figura del humilde trabajador de Nazaret nos oriente siempre hacia Cristo", dijo Francisco en la plaza de San Pedro del Vaticano.

En ese marco, pidió la intercesión del santo para que "apoye el sacrificio de aquellos que obran el bien y a los que han perdido el trabajo o no logran conseguir uno", publicó la agencia de noticias EFE.

"Recemos especialmente por quienes no tienen un empleo, que es una tragedia mundial de estos tiempos", dijo al término de la audiencia.

Antes de pronunciar su catequesis, como es habitual, el pontífice recorrió en papamóvil la plaza de San Pedro del Vaticano, donde fue aclamado por multitud de fieles y besó a varios niños.

En la previa al Día del Trabajador los curas villeros de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano difundieron un documento donde aseguran que "es urgente combatir el desempleo”. A las 17 celebrarán una misa en San Cayetano.

“Nuestras hermanas y hermanos no vislumbran un panorama alentador hacia el futuro, lo cual lleva a la desesperanza y a la desesperación”, advirtieron 21 religiosos bergoglianos.

Desde la Acción Católica Argentina también expresaron su preocupación. “Como nos animara el Papa Francisco: ‘Alcemos la voz juntos para que los responsables del pensamiento y de la gestión de la economía tengan el coraje de refutar una economía de exclusión y sepan abrir nuevos caminos’”, manifestaron.


Fuente: Ámbito Financiero

Compartir

Comentarios