Lionel Messi, figura una vez más.

Messi llegó a su gol 600 en la carrera.

El 1 de mayo quedará para siempre en la historia del argentino: anotó su gol 600 en un nuevo aniversario de su primer tanto, su equipo derrotó al Liverpool y tiene un pie en la final de la Champions.

 

El fútbol es un deporte que juegan 11 contra 11 y siempre deslumbra Lionel Messi: el argentino es el centro de la escena mundial una vez más. Barcelona derrotó 3-0 al Liverpool con un tanto de Luis Suárez y un doblete del rosarino, que se metió en el partido cuando los ingleses estaban más cerca de darlo vuelta que del que fue el resultado final y su equipo está cerca de una nueva final de Champions League.

Luego del 1-0 con el que el equipo catalán llegó al entretiempo sólo justificado por jerarquías individuales, el segundo llegó, como se dice en el barrio, con un 'baile' a favor del Liverpool de los que pocas veces se vio en contra del Barcelona como local. Pero llegó la hora de Leo. El 10 vio su hueco, aprovechó una escalada de Sergi Roberto, que provocó un remate de Suárez al travesaño, que Messi recogió con el pecho para definir sin resistencia: 2-0.

Con más espacios y un Liverpool volcado en ataque, un tiro libre, lejano para la media, sirvió para escribir una página más de la historia de Messi: golazo al ángulo de Alisson, arquero brasileño de la visita, 3-0 y gol 600 oficial en la carrera del mejor jugador de la historia del club Culé. Un 1 de mayo, como el día que anotó su primer gol ante el Albacete en el mismo arco allá por 2004.

Barcelona irá con una gran ventaja, sobre todo por no recibir goles en condición de local, y el martes podría significar la clasificación a una nueva final de Champions League.

 

Compartir

Comentarios