Los pueblos, aislados por inundaciones.

La ayuda consiste en medicamentos, víveres y prendas de vestir.

Victoria Bravo es una agente sanitaria que transita a pie los caminos que unen las localidades del interior santiagueño de Las Cañas y Real Sayana para colaborar con sus vecinos.

La dramática situación que atraviesan cientos de familias santiagueñas afectadas por las inundaciones provocadas por lluvias descomunales, tanto en cantidad de agua precipitada como en días de mal clima, no impide que el espíritu humano se supere por encima de las vicisitudes y dé a conocer héroes anónimos, en los rincones menos pensados de la sufrida zona rural.

Es el caso de Victoria Bravo, una agente sanitaria de 65 años que vive en Las Cañas, departamento Avellaneda, y cada vez que hace falta, desde que la zona quedó cubierta por agua, recorre a pie por un camino totalmente anegado, lodoso y no exento de la presencia de alimañas o animales peligrosos, alrededor de 30 kilómetros hasta Real Sayana para conseguir ayuda para sus vecinos.

Y es que los habitantes de Las Cañas y La Zarunga continúan con necesidades debido a que las últimas lluvias complicaron los caminos como vías de comunicación hacia otras localidades.

Los pobladores de esta zona tienen problemas de caminos desde hace mucho tiempo, cuando no pueden salir por el que aparece en la foto, dan la vuelta por otro que comunica con la localidad de Casares, pero en este momento también está cubierto de agua, por esa razón Victoria tuvo que caminar por el camino anegado.

Lo extraordinario, por si lo dicho fuera poco, es que la casa de Victoria también está rodeada por el agua. Allí vive con 3 hijos mayores, el marido y un nieto joven. También realiza los primeros auxilios a los vecinos y muchas veces con su dinero.

Solidarios

La ayuda, que afortunadamente sigue llegando desde poblaciones vecinas para los habitantes afectados, consiste en medicamentos, víveres y prendas de vestir.

Quienes deseen colaborar pueden comunicarse a los siguientes números 3844 527441 / 385 4040947.

Fuente: El Liberal.

Compartir

Comentarios