Game of Thrones y Avengers, los centros de la escena.

Este fin de semana, un hombre fue golpeado en Hong Kong después de pararse frente a un cine y gritar a los fanáticos.

La ansiedad es el principal motivo que hace a los fanáticos odiar a aquellos que los privan del efecto sorpresa en tiempos de series y películas de éxito mundial.

Desde que existen las redes sociales se agregaron muchas palabras nuevas a nuestro vocabulario. Sin lugar a dudas una de las más odiadas por los efectos que tiene en nosotros es el spoiler. Un término en inglés que significa "estropear" y se usa para definir la acción de anticipar una trama o detalle de una película, serie o libro.

Cuando nos enfrentamos a un spoiler, perdemos la oportunidad de sorprendernos al ver o leer aquello que estamos ansiosos de disfrutar. Esto puede provocar reacciones muy diversas, según sea inocente o se haga de forma intencionada.

Este fin de semana, un hombre fue golpeado en Hong Kong después de pararse frente a un cine y gritar a los fanáticos que hacían cola lo que sucedía en el final de la película de los Avengers: Endgame. Leslie Rose, que interpretó el personaje de Ygritte en la serie Game of Thrones, estuvo tres días sin hablarle a su marido Kit Harington, Jon Snow en la ficción, porque este le reveló el final de la séptima temporada.

¿Por qué nos irrita tanto el temor a ser spoileados? La razón tiene que ver con uno de los rasgos más frecuentes entre la población argentina: la ansiedad.

“Los argentinos somos, en general, ansiosos y atravesamos largos períodos de estrés durante toda nuestra vida que muchas veces no sabemos controlar. En el caso de los spoilers, hay signos de ansiedad no controlada, que en sí misma no es patológica, pero sí se recomienda trabajarla en los casos donde puede traernos consecuencias negativas en algún ámbito de nuestra vida”, explicó a ConBienestar Eliana Alvarez, licenciada en Psicología (MN: 68 245).

Los anticipos no deseados rompen con la expectativa que automáticamente desaparece. “Cae un ideal que hasta el momento nos mantenía expectantes y ‘felices’ y eso despierta la angustia”, indicó la psicóloga.

A nadie le gusta ser víctima de un spoiler, pero algunas personas sí disfrutan de spoilear. Esto responde al sentimiento de fortaleza que genera el encontrarse en una situación de supuesto poder por encima de otra persona.

“Los spoilers pueden estar asociados a diferentes circunstancias y personalidades pero, en general y reconociendo las particularidades de cada caso, quienes lo hacen podrían presentar algunos rasgos narcisistas. Al contar la primicia de algo esperado por otros, como es el final de una película o serie, uno cree que se convierte automáticamente en el mejor”, señaló la especialista.

Fuente: Con Bienestar.

Compartir

Comentarios