La negociación salarial en el sector privado comenzó a tomar forma bajo el modelo impuesto por el acuerdo sellado por María Eugenia Vidal y los docentes bonaerenses

El acuerdo, que ya fue suscripto por las partes y será presentado en las próximas horas ante el Ministerio de Trabajo para su homologación.

Es el primer convenio de un gremio poderoso del sector privado. Beneficia a 385.000 trabajadores.

La negociación salarial en el sector privado comenzó a tomar forma bajo el modelo impuesto por el acuerdo sellado por María Eugenia Vidal y los docentes bonaerenses y con el imperativo de garantizar que los nuevos aumentos no queden licuados ante la inflación. Desde esa perspectiva, el gremio de la construcción (Uocra) y la cámara empresaria de la actividad (Camarco) definieron la paritaria sectorial mediante un entendimiento que fijó la actualización trimestral de los aumentos en la proporción de la suba de precios en el mismo período, más un incremento adicional del 10% en compensación por el deterioro salarial de 2018.

El acuerdo, que ya fue suscripto por las partes y será presentado en las próximas horas ante el Ministerio de Trabajo para su homologación, estableció una suba de 5% a partir de mayo a cuenta de la inflación que se registre en el período abril-junio. En julio se abonará la diferencia entre ese 5% y la inflación real del período.

En tanto, desde agosto se aplicará un nuevo aumento salarial que funcionará como adelanto a cuenta similar al de mayo, cuyo porcentaje se definirá entre las partes, y que se ajustará al cumplirse el trimestre julioseptiembre de acuerdo al IPC que releva el Indec. Ese mismo esquema se replicará en forma trimestral hasta el vencimiento del convenio paritario, previsto para el 31 de marzo de 2020.
Según el entendimiento entre el gremio que lidera Gerardo Martínez y las autoridades de Camarco al que tuvo acceso este diario, previo a la mejora salarial de este año los trabajadores de la industria de la construcción recibirán un incremento de 10% bajo el formato de recomposición por la pérdida de los salarios del año pasado. Con esa suba, que se agrega al aumento de 42% acumulado en 2018, el incremento salarial de la actividad prácticamente equilibrará la suba de precios acumulada en igual período. Ese 10% adicional que se abonará a unos 385.000 obreros de la construcción será retroactivo al 1° de abril y se incorporará a la base salarial de cálculo sobre la que se aplicarán los aumentos trimestrales correspondientes a la paritaria de este año.

Compartir

Comentarios