Pons fue uno de los destacados en San Martín.

El contrato del ex hombre de Flandria finaliza el 30 de junio.

Luciano Pons, delantero del Santo, aseguró sentirse cómodo en Tucumán y reconoció que Miguel Ángel Russo, ex DT de Alianza Lima, lo llamó para sumarlo y decidió quedarse.


El éxodo de jugadores de San Martín con el descenso concretado, aún antes de iniciar la participación en la Copa de la Superliga, agiganta la imagen de los que se quedaron a 'poner la cara'. Luciano Pons no sólo aseguró su continuidad hasta la finalización del contrato, próximo a ocurrir, también se mostró con intenciones de continuar en el club Santo.

"Con Roberto (Sagra) hablamos algo, me hizo saber las ganas de que siga, me pone muy contento. En mi mejor momento me tocó la lesión, pero estoy tranquilo y ojalá que una vez que termine el contrato nos sentemos a charlar, que sea lo mejor para mí y para San Martín. Si toca continuar, bienvenido sea porque estoy muy cómodo", hizo referencia el delantero, que afronta la fase final de la recuperación por una lesión de meniscos, y que ya entrenó a la par de sus compañeros.

Con respecto a las versiones que lo ubicaban cerca del Alianza Lima de Perú, reconoció su veracidad y confirmó que hubo un contacto directo con Miguel Ángel Russo, el principal interesado en llevar a Pons a jugar la Copa Libertadores, antes de la salida del entrenador del equipo peruano: "era cierto, me llamó Russo, estuvimos hablando también con dirigentes, pero la idea mía era terminar el contrato acá por respeto al club que me abrió las puertas para jugar en Primera. Me dieron esa oportunidad y se los devolví cumpliendo el contrato. Después veremos si hay continuidad o no".

Además, Pons analizó el descenso y consideró que "perdimos puntos muy tontos" que llevaron al equipo a la situación límite: "merecíamos más. La despedida contra Boca fue impresionante. Ojalá nos toque ascender lo más rápido posible".

 

Compartir

Comentarios