Bagayeros

Hay sospechas fundadas de que el bagayeo se presta también para el narcotráfico.

En un escrito del sindicato del sector se manifiesta que el paso internacional puede ser utilizado para introducir droga al país por el estado de inseguridad.

La jornada laboral de los bagayeros comienza a las 4 de la mañana, momento en que cruzan a Bolivia donde los esperan lo que ellos llaman patrones, quienes les entregan los bultos con mercadería.

El Supara, el sindicato que nuclea al personal aduanero de la Argentina, expresó su preocupación sobre el grave estado de vulnerabilidad en el paso de Aguas Blancas y dijeron que temen que ingrese droga por esa frontera.

El sindicatos de los empleados de aduana, a través de un comunicado, alertó sobre el grave estado de inseguridad el paso de Aguas Blancas, lo que para los norteños no es ninguna novedad.

En la actividad de los llamados bagayeros, que traen de manera ilegal mercadería desde la ciudad boliviana de Bermejo, para ser vendida en distintos puntos del país, está latente permanentemente, el flagelo del narcotráfico, asegura el escrito de Supara.

Cabe señalar que en abril se presentó en la ciudad norteña, el régimen simplificado de importación. El sistema busca formalizar la actividad irregular de los bagayeros y debía entrar en vigencia a los 15 días de su publicación pero desde el inicio tuvo una dura resistencia de los pasadores.

Por este motivo, frente a la imposibilidad de poner en práctica el nuevo régimen simplificado, desde el Gobierno -de manera informal- les dieron un plazo de 45 días para regularizar la situación, algo que hasta ahora no se está pudiendo implementar.

Entre las medidas dispuestas por el Gobierno nacional, figura la obligatoriedad de que los trabajadores de frontera se inscriban en un registro y que paguen impuestos. Además la mercadería que ingresen no puede superar los 500 dólares diarios, pudiendo hacer solamente una operación diaria y 24 mensuales cada uno.

Esto sería una cifra inferior a los $4 millones que se calcula que ingresan en mercadería de contrabando por día.

Más información en El Tribuno

Compartir

Comentarios