El municipio de San Miguel de Tucumán determinó que desde esa fecha será obligatorio para los motociclistas circular con chalecos reflectivos. El objetivo apunta a mejorar la seguridad vial y a prevenir hechos de inseguridad.

Desde el 15 de mayo, será obligatorio que los conductores y/o acompañantes de motos circulen con chalecos o bandoleras reflectivos. Esa prenda naranja o amarilla se sumará a la lista de exigencias que deben cumplir aquellos que circulen en motociclistas. 

Según explicó el autor de la resolución, Enrique Romero, subdirector de Tránsito y Transporte Operativo, el objetivo es que el motociclista esté más visible para los otros conductores, evitando así accidentes, y prevenir hechos de inseguridad.

El chaleco reflectivo, de acuerdo con lo que especifica la resolución deberá ser: amarillo puro, amarillo arena o amarillo naranja; de sesenta centímetros de largo y treinta y cinco centímetros de ancho, y con bandas reflectivas con una reflectividad de “trescientos treinta candelas lux por metro cuadrado”. En caso de no usar chaleco, los conductores deberán usar bandoleras o vestir una prenda con material de alta visibilidad. Y si usan motocicletas con cajas de delivery deberán adherirles material reflectante.

Compartir

Comentarios