Libertad de prensa

Imágenes de periodistas heridos durante protestas en Venezuela, un país que no registra tantas muertes, pero en el que cada vez resulta más peligroso informar.

Al menos 95 periodistas fueron asesinados el año pasado mientras realizaban su trabajo, según la Federación Internacional de Periodistas (FIP), la mayor organización de periodistas a nivel mundial.

El número de muertes es mayor que en 2017, pero no es tan alto como las cifras registradas en años anteriores, cuando los conflictos en Irak y Siria estaban en su pleno apogeo, indicó el equipo de Reality Check de la BBC. El número más alto de muertes registradas fue de 155 durante en el año 2006. Esas cifras incluyen a cualquier persona que estuviera trabajando de una forma u otra en un medio de comunicación.

Periodistas y trabajadores de los medios asesinados

Fuente: Federación Internacional de Periodistas

Un asesinato en 2018 que atrajo la atención global fue el del prominente periodista saudita Jamal Khashoggi. Fue asesinado el pasado octubre tras visitar el consulado de Arabia Saudita en Turquía.

La muerte de Jamal Khashoggi provocó reacciones en todo el mundo.

Desató una crisis diplomática entre los dos países y un aluvión de condenas internacionales. Y el mes pasado, en Reino Unido, la periodista Lyra McKe murió en las calles de la ciudad norirlandesa de Londonderry mientras informaba sobre unos disturbios que habían estallado en ese lugar. Un grupo paramilitar de Irlanda del Norte admitió haber llevado a cabo el asesinato.

Y en México ya murió un periodista este año, Rafael Murúa, el pasado 20 de enero. Su cuerpo fue hallado a la vera de una carretera 24 horas después de que se reportó su desaparición. Lo habían acuchillado y disparado en la cabeza.

Más información el BBC

Compartir

Comentarios