Canelo Alvarez y Daniel casi se agarran tras el pesaje.

Canelo Álvarez y Daniel Jacobs estuvieron a punto de agarrarse a piñas tras pasar el pesaje.

El mexicano unificará los títulos AMB, CMB y FIB ante el púgil estadounidense a partir de las 22.

El peleador mexicano Saúl Canelo Álvarez y el estadounidense Daniel Jacobs pasaron la prueba del pesaje, luego de que ambos estuvieron debajo del límite permitido para la pelea de unificación del título de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), la Asociación (AMB) y la Federación (FIB).

Álvarez, que pondrá en juego los títulos avalados por el CMB y la AMB, puso la aguja en 159,5 libras, media menos del límite de la división, mientras que Jacobs, que expondrá el título de la FIB, marcó el límite de las 160.

La pelea, pactada a 12 rounds, se llevará a cabo este sábado en Las Vegas (Nevada), teniendo al mexicano como parte clave de la función, con la que se celebrarán las festividades del 5 de mayo, además de ser el gran favorito en las apuestas.

El local donde se llevó a cabo la ceremonia de pesaje estuvo lleno de fanáticos seguidores a los peleadores, y tuvieron un adelanto de lo que sucederá, ya que ambos boxeadores se tiraron cabezazos y tuvieron que ser separados antes de agarrarse a golpes de puño.

Los ayudantes de ambos tuvieron que separarlos antes de iniciar una escaramuza mayor, y fue lo mas emocionante de una ceremonia monótona como lo ha sido toda la promoción, sin ningún tipo de aliciente deportivo ni de protagonismo por parte de los dos púgiles.

Álvarez, de 28 años, se presenta a la pelea con marca de 51-1-2 y 35 nocauts, mientras que Jacobs la tiene en 35-2 con 29 fueras de combate. El campéon mexicano se llevará una bolsa de 35 millones de dólares, mientras que Jacobs recibirá 2,5 millones por el contrato firmado, pero llegará hasta los 10 millones de dólares con el contrato que tiene firmado con la cadena DAZN.

Luego de la pelea, Canelo dijo que se siente seguro del triunfo, ya que desde el momento en que posó su cabeza sobre la de Jacobs, dice que "percibí que tiene miedo, espero que él salga con intención de noquearme para hacer una buena pelea, pero no lo logrará, no podrá ser mejor que yo".

Mientras que Jacobs indicó que "sólo le di una muestra de lo que le pasará" durante el combate y agregó que "no quiero hablar de más, porque serán mis puños los que hablen".

 

Si alguno de los dos peleadores supera el límite, deberá pagar 100.000 dólares por cada libra de exceso hasta un máximo de un millón de dólares si no se presenta al pesaje.

"Canelo" recientemente firmó un contrato de 365 millones de dólares con DAZN por 11 peleas, por lo que si excede ese límite de peso no se verá muy afectado económicamente y recibirá de cualquier manera 35 millones de dólares en su segunda pelea bajo el nuevo contrato.

Es una historia diferente para Jacobs, quien indicó que llegará en peso el sábado porque no quiere ser multado, ya que "todo esto lo hago sólo para mi familia".

Todo quedó preparado para el combate del sábado, en el que habrá un nuevo poseedor de los tres títulos mundiales de la división de los medios.

Ambos púgiles, como ya es habitual, dijeron que al concluir la pelea serán cada uno de ellos el campeón.

Compartir

Comentarios