El líder del Frente Renovador y precandidato presidencial de Alternativa Federal

Sergio Massa se diferenció de Pichetto y Urtubey y rechazó la negociación con el Gobierno

El precandidato presidencial de Alternativa Federal, rechazó la propuesta de Cambiemos que incluía 10 puntos para consensuar con el peronismo "no K".

Sergio Massa, precandidato presidencial de Alternativa Federal, rechazó hoy la negociación que planteó el Gobierno alrededor de diez puntos básicos y reclamó que convoque a toda la oposición, luego de que los postulantes Miguel Ángel Pichetto y Juan Manuel Urtubey aceptaran la oferta.

"El Gobierno y sus ministros no tomaron contacto conmigo. No existe negociación posible, si las Pymes, los jubilados y el trabajo no están sobre la mesa", recalcó el líder del Frente Renovador.

En una conferencia de prensa que brindó en Avenida del Libertador 850, en el barrio porteño de Recoleta, el ex diputado nacional aclaró que su partido "no está en ninguna negociación con el Gobierno".

Para el tigrense, la propuesta del Gobierno es una "expresión de buenas intenciones que tiene que ver con darle señales a los mercados y cierta previsibilidad".

"No es un documento que llama a un acuerdo y diálogo sincero", evaluó Massa, que en los últimos días había pedido una convocatoria del Poder Ejecutivo a toda la oposición.

El gobernador norteño, en tanto, consideró que ningún dirigente político "se puede negar a debatir políticas públicas con el Gobierno, aunque tenga diferencias ideológicas sobre cómo se implementarían para poder solucionar los problemas de la gente".

"Negarse a debatir sobre cómo solucionar los temas que le importan a la sociedad sería antidemocrático y lograr consensos entre todos sería una demostración de madurez política", consideró Urtubey en declaraciones a la prensa en Salta.

De todas formas, consideró que "hubiese sido mejor que estos puntos se discutan al inicio de la gestión del Gobierno y no hacerlo en tiempos electorales y con la crisis que hay. Pero mejor ahora que nunca".

Y agregó: "Al margen del proceso electoral y la incertidumbre que esta genera, la sociedad y también los mercados necesitan tener algunas certezas sobre cuáles son las reglas de juego y para dónde va el país".

Compartir

Comentarios