El boxeador mexicano Saúl Alvarez le ganó por decisión unánime al estadounidense Daniel Jacobs, lo que le permitió mantener los títulos de la CMB, el de la AMB y le arrebató el de la FIB.

Canelo Alvarez se quedó con los títulos.

El mexicano venció por puntos y en fallo unánime al norteamericano Daniel Jacobs. En las tarjetas obtuvo el siguiente puntaje: 115-113, 115-113 y 116-112.

Saúl Canelo Álvarez derrotó a Daniel Jacobs por decisión unánime, en una pelea en la que unificaron el título mundial del peso mediano, que se celebró en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

Los tres jueces anotaron el combate para Alvarez con tarjetas de 115-113, 115-113 y 116-112, respectivamente, lo que le permitió mantener los títulos del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) el de la Asociación (AMB) y le arrebató a Jacobs el de la Federación Internacional (FIB).

La controversia precedió a la pelea el sábado por la mañana cuando Jacobs subió mucho peso en un control acordado por contrato, llegando a 173,6 libras, muy por encima del límite de rehidratación de 170 que los combatientes tenían en su contrato. Álvarez pesaba 169 libras, de acuerdo a la información que su representante, promotor y CEO de Golden Boy Promotions, Oscar De La Hoya, ofreció a la cadena ESPN.

 

Jacobs, de 32 años, quien ganó el título vacante de peso medio de la FIB en octubre, pudo subirse igualmente al ring a intentar ganar los cinturones de la AMB y el CMB de Álvarez, pero tuvo una penalización de alrededor de un millón de dólares, de los 10 que recibió de bolsa.

 

Mientras que Álvarez, de 28 años, recibió una bolsa garantizada de 35 millones de dólares, de acuerdo al pacto que tenía firmado con la cadena de internet DAZN. Álvarez estiró su registro a 52-1-2, 35 KOs, mientras que su rival ahora registra 35-3, 29 KOs.

 

El triunfo de Álvarez, que recibió todo el apoyo de los seguidores mexicanos, se dio en una pelea en la hizo gala de su mejor técnica qeue su rival, que lo superaba en ocho centímetros de altura (1,82 por 1,74). Tras el comienzo favorable a Canelo, el de Brooklyn, trató de plantarse mejor pero se lo vio bastante pasivo. 

En el octavo round, El Hombre Milagro, como se le conoce dentro del mundo del boxeo después que superó un osteosarcoma (cáncer óseo) en 2011, lorgó llevar contra las cuerdas a su rival, que terminó zafando de la situación. En el noveno fue el de Nueva York quien acertó una gran izquierda que hubiera hecho tambalear a cualquiera, pero no fue el caso del de Guadalajara, que aguantó bien semejante trompada.

"Fue un golpe duro pero no sentí nada", contaría tras la pelea Canelo. ¿Y ahora qué sigue? El mexicano respondió: "Mi próxima pelea será un gran reto. Estoy listo para ganar de nuevo a Golovkin si es lo que la gente quiere".

 

Compartir

Comentarios