Karina la Princesita está pasando por un gran momento profesional.

Karina la Princesita

Karina comentó que "no fue una buena experiencia" el romance con el jugador. Le molestó que la catalogaran de "vividora" y dijo que nunca aceptó un peso.

Hoy Karina la Princesita está pasando por un gran momento profesional. Es una de las figuras junto a Flavio Mendoza en la Calle Corrientes y además se prepara para debutar en el Bailando. En su carrera musical decidió seguir su camino sola, alejada de los productores que le marcaban el camino a seguir y hoy tiene una carrera exitosa. Pero uno de los momentos más complicados que le tocó vivir fueron los cinco años y medio en los que estuvo en pareja con el Kun Agüero.

 

Si bien ella siempre intentó mantener el perfil bajo, la realidad es que la exposición que le generó estar en pareja con el ex de la hija de Diego Maradona, más algunos compartamientos del Kun, hicieron que hoy su corazón no sólo necesite la paz de la soledad, sino que además le sirva de experiencia como para no volver a repetir el amor junto a un futbolista.

Así lo dice: “Por elección no estoy en pareja, no quiero saber nada. No estoy de novia, no tengo ganas porque siento que estuve mucho de novia desde chica y ya era como una necesidad. No está bueno. Me parece que para tener una relación sana está bueno aprender a estar bien solo y yo creo que después de eso uno va a tener relaciones que no sean tan tóxicas”, comenzó diciendo en una charla con Marcelo Polino.

Pero cuando le preguntaron específicamente por su relación con el Kun y si repetiría la experiencia, la cantante dijo: “No estaría de nuevo con un futbolista, se dio pero hoy no lo haría de nuevo. No la pasé bien, la verdad es que no fue una buena experiencia, hoy digo que no fue un buen momento”, comentó en cuanto a su noviazgo con Sergio “El kun” Agüero.

Al recordar que la familia de su ex pareja la había tratado de “vividora”, Karina arrojó: “Me molesta lo de vividora porque yo tomé la decisión de nunca haber dejado de trabajar. Jamás acepté un peso de...”.

Y concluyó: “El Kun no me regalaba nada cuando cumplía años. El me hacía la torta de cumpleaños y yo era feliz así, mis cosas me las compro yo”. Karina también recordó que en los años que estuvo en pareja con el Kun no le quedó ningún regalo costoso que le haya hecho el futbolista y que ella se pagaba todos los gastos.

“Yo dejé muchas cosas de lado, me instalé con él en Inglaterra pero lo que muchos decían que yo me aprovechaba de ese momento son mentiras, nunca pedí ni me dio nada”, contó. Además, explicó cómo fue su vínculo con la mamá del Kun: “Siempre la quise y la respeté”, y mencionó: “Fui muy amiga de la hermana de él, vivió dos años en mi casa, le di trabajo también. Nos llevábamos bien”.

La Princesita dice que hoy esa es “historia pasada” de la que no quiere volver a saber nada.

Karina es dueña de su carrera, hoy ella es quien decide cuántos y a qué lugares ir a tocar. Pero eso le costó mucho y ayer contó cómo fueron esos momentos en los que les tuvo que decir a los hermanos Serantoni que no quería ser parte de ese negocio en el que no tenía vida y en el que llegó a hacer diez shows en una noche.

“Me costó mucho enfrentarme a gente poderosa en el género en el que estoy y decir ‘yo no quiero’. Para muchos fue chocante porque lo que todos creían era que yo no quería hacer bailantas, y no es eso. Lo que yo no quería era ganar dos pesos y romperme toda la noche trabajando porque hacíamos entre 8 a 10 shows por noche”, comenzó diciendo.

“Tenías que hacer una especie de piquete para ver si te subían unos pesos más. Esto de rebelarme fue un poco por eso, por lo económico y por hacerme valer como artista y como persona. Conmigo fue así hasta que propuse trabajar a mi manera, yo quería hacer menos shows y cantar más tiempo. Los hermanos Serantoni no querían y por eso me fui. Podía haber hecho juicio, fueron años de trabajo en negro, pero elegí seguir mi camino sin rencores”, explicó Karina.

 

Compartir

Comentarios