Senador nacional Miguel Ángel Pichetto.

El senador emitió un comunicado respecto a su postura sobre el planteo del Gobierno.

El senador nacional peronista, solicitó al presidente Mauricio Macri que amplíe el llamado si pretende avanzar y llegar a un acuerdo político.

 

 Así se manifestó tras quedar expuesto por la Casa Rosada, desde donde se filtró y magnificó un diálogo que estaba en sus primeras instancias y que logró malquistar a Roberto Lavagna y Sergio Massa, que jamás han sido contactados.

"El ámbito de discusión debe ser amplio y generoso, sin contaminación electoral y preservando las identidades de cada uno", dijo Pichetto en un comunicado, destinado a aplacar el malestar de sus socios de Alternativa Federal y también para poner el plan del Gobierno en un corralito político-institucional.

Lavagna y Massa manifestaron que han sido convocados por el Gobierno, cuando los 10 puntos de un borrador circularon por los medios de comunicación con versiones de presuntas reuniones del ministro Rogelio Frigerio con el senador, el tigrense y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, el único gobernador peronista que hasta ahora respaldó la convocatoria.

"Los puntos que fueron remitidos por el Ministro del Interior son simplemente un esquema inicial y deberán ser discutidos en profundidad", aclaró el senador y en su entorno creen que la maniobra del Gobierno para comunicar un acuerdo antes de siquiera iniciar las conversaciones podría ser un problema más que una solución.

 "No va a ser fácil una foto y si no aparece será contraproducente, porque crearon una expectativa sobre hechos ficticios", reconocen desde el entorno de Pichetto.

En el comunicado, Pichetto admite que "es necesario para la Argentina que las fuerzas políticas acuerden puntos básicos de entendimiento, ya que esto le dará previsibilidad a nuestro país respecto de las políticas públicas básicas que se requieren para una nueva etapa", pero solicitó que sean "discutidos de manera responsable y sin especulación ni contaminación electoral junto a los gobernadores y los representantes de los trabajadores".

El pedido de "seriedad" al Gobierno atravesó prácticamente todo el arco opositor, que no compartió la caótica convocatoria ni la imposición unilateral de un temario. De hecho, Lavagna se tomó el trabajo de impugnar uno a uno los puntos propuestos, mientras que Massa directamente dijo que era mentira que haya sido contactado y advirtió: "No existe negociación posible, si las Pymes, los jubilados y el trabajo no están sobre la mesa".


Fuente: Diario 26

Compartir

Comentarios