La compañía de música vía streaming demandó a la empresa de distribución digital por ‘competencia desleal' ligada a un monopolio. Acusaron a la aplicación de tener ‘ambición financiera'.

La Unión Europea ha abierto oficialmente una investigación contra Apple por competencia desleal y monopolio. El proceso se inició con una denuncia de Spotify, que ha señalado que Apple manipula su software y establece impuestos especiales para perjudicar a la competencia.

Actualmente, Apple cobra a las empresas de streaming -como a cualquier desarrollador- un 30% de sus ganancias (y un 15% a partir del segundo año) por aparecer en la App Store y habilitar el pago de suscripciones a través de iOS.

Sin embargo, si las empresas deciden habilitar plataformas de pago alternas, como en la web, Apple automáticamente cancela los servicios y evita que los usuarios de iOS se puedan suscribir a través de las apps.

Esta situación pone a las empresas de streaming en una encrucijada. Por un lado, las compañías se resignan a pagar enormes cifras de dinero y aceptar el contrato de exclusividad con Apple. Y, por otro, aquellas empresas que establecen plataformas de suscripción externas corren el riesgo de perder clientes.

Este último es el caso de Spotify, quien inicialmente poseía un contrato especial con Apple, pero que luego ha decidido ofrecer sus suscripciones exclusivamente por la web para no ceder el 30% de sus ganancias.

Por ello, Apple señala que la demanda de Spotify está ligado a una ambición financiera y no a una verdadera deslealtad competitiva.

Sin embargo, las acusaciones de Spotify no se limitan al panorama económico. La compañía sueca también ha señalado que Apple manipula su software para beneficiar el desempeño de Apple Music por sobre la competencia.

Ante esto, Apple se ha defendido diciendo que ya había intentado colaborar con Spotify integrando acciones de Siri y AirPlay en su interfaz.

Fuente: TreceBits.

Compartir

Comentarios