Orán

Hospital de Orán: los pacientes con dengue llevan mosquitero para evitar el recontagio.

La gerente del hospital San Vicente de Paul detalló que las lluvias de los últimos días complican más las cosas y seguirán manifestándose casos de dengue hasta fines de mayo.

Hace dos semanas, en la conferencia de prensa que realizaron autoridades del hospital San Vicente de Paul y de la Municipalidad de Orán, informaron oficialmente que había confirmados 210 casos de dengue positivos, y desde allí hasta la fecha los números se han incrementado considerablemente, casi hasta duplicarse.

La médica Laura Moyano, gerente del hospital San Vicente de Paul, detalló que durante el fin de semana los casos confirmados llegaron a 358: "En los últimos días fueron sumándose de 15 a 20 casos por día, y ahora hay 358 positivos a dengue". Atribuyen este aumento a la lluvia que no ayuda a disminuir la proliferación del vector, "al contrario, esperemos que al mejorar el tiempo también descienda la curva de casos. Hoy tenemos alrededor de 1.100 fichas de pacientes febriles", agregó.

Ante el temor de la población por los casos de pacientes con dengue y con sangrado, la médica dijo que "es por otras enfermedades estando en una situación vulnerable con las defensas bajas por el dengue, siendo la característica la disminución de plaquetas". Así, sentenció que "no hay shock por dengue, comúnmente llamado dengue hemorrágico".

Otro de los reclamos constantes de los vecinos de Orán es la situación de la guardia, con largas horas de espera, a los que la gerente explicó que "se debe entender que la guardia está para urgencias, resuelve cosas graves, se estudia se estabiliza y recién se deriva al piso correspondiente".

Las personas con síntomas febriles deben asistir a los consultorios preparados para ello. "Se le ha explicado a la gente que hay un horario de consultorio febril, para poder hacerse exámenes y descartar si se trata de dengue u otra patología"

El consultorio para febriles en el nosocomio local funciona todos los días de 8 a 10.

También hizo hincapié en que no es necesario convertir a Orán en una zona de emergencia sanitaria. "Es cierto que hay más casos que el año pasado, pero la situación no está tan desbordada como para dedicarse de forma completa a esa problemática y suspender otras actividades".

La máxima autoridad del nosocomio local dejó en claro que "lo importante siempre es, como ciudadano, ser consciente de lo que se tiene en casa: limpiar las canaletas, no dejar reservorios ni piletas con agua, desmalezar, porque el mosquito no se puede erradicar, pero sí podemos evitar que las hembras coloquen huevos y se propague la enfermedad".

Por último, la gerente detalló que las lluvias de los últimos días complican más las cosas y seguirán manifestándose casos de dengue hasta fines del mes de mayo.

Más información en El Tribuno

Compartir

Comentarios