Obredecht

Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia el pasado 30 de abril. LUKA GONZALES AFP

El exmandatario será juzgado por los fondos que el Gobierno de Venezuela y Odebrecht destinaron a sus campañas electorales de 2006 y 2011.

El Ministerio Público de Perú, que investiga a cuatro expresidentes involucrados en la trama de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht, ha concretado este martes la primera acusación a uno de ellos ante un juez. El fiscal Germán Juárez ha pedido 20 años de prisión para Ollanta Humala, y 26 años para la ex primera dama Nadine Heredia, por lavado de activos y por supuestamente dirigir una organización criminal. Humala, un ex oficial del Ejército, gobernó el país entre 2011 y 2016.

El fiscal del equipo especial destinado a investigar la trama de Odebrecht sostiene que la pareja, fundadora del Partido Nacionalista, dirigió una organización criminal que inyectó a la economía peruana fondos procedentes del Gobierno de Venezuela para la campaña electoral de 2006, y de la caja b de Odebrecht para la campaña de 2011, indicó una fuente de la Fiscalía a EL PAÍS.

Según el fiscal provincial, la acusación, basada en la “copiosa información” que se obtuvo en Brasil y en otros países sobre el caso Odebrecht, "está orientada a establecer que hubo un delito de lavado de activos en las campañas de los años 2006 y 2011 por parte del Partido Nacionalista, que fue instrumentalizado por los principales codenunciados [Humala y Heredia]”.

Las pruebas indican que Odebrecht aportó tres millones de dólares, procedentes del departamento de sobornos, y que el dinero fue depositado en cuentas bancarias de Heredia y de su entorno. En tanto que los fondos procedentes del Gobierno venezolano fueron transferidos a través de pequeñas empresas a Heredia, quien simuló haber realizado consultorías. La ex primera dama es acusada de lavado de activos en la forma de conversión —al igual que su esposo—, y además será juzgada por ocultamiento.

Más información en El País

Compartir

Comentarios