La decisión de Teherán de no limitar sus reservas de uranio enriquecido, como se comprometió en 2015, eleva la tensión con EE UU

Hassan Rouhani visita una planta nuclear en las afueras de Bushehr, en 2015. (AP)

“El pacto necesita una cirugía, esta es para salvarlo y no para destruirlo”, se defendió el presidente Hassan Rohani, que puso un plazo de 60 días para modificar el trato.

Irán anunció este miércoles la reducción de sus compromisos con el acuerdo nuclear de 2015, en una medida dirigida a "salvar" el compromiso. "No elegimos el camino de la guerra, sino el de la diplomacia", dijo el presidente Hassan Rohani.

Su decisión se cumple luego de que Estados Unidos abandonara el acuerdo (hace un año) y elevara aún más la presión contra Teherán al movilizar este lunes su portaaviones USS Abraham Lincoln a Oriente Medio, con toda su flota de ataque.

Este miércoles, Irán detalló que empezará a guardar sus excedentes de uranio enriquecido y agua pesada, en vez de enviarlos al extranjero como establece el acuerdo firmado en 2015 con el denominado grupo 5+1 (Francia, Alemania, Rusia, China, Reino Unido y EE.UU.).

Además, Rohani estableció un plazo de 60 días para rehacer el acuerdo nuclear.

Una de las exigencias para volver a la situación previa es que se levanten las trabas a las transacciones con el sistema bancario iraní y a la venta de petróleo que impuso Estados Unidos.

Si el plazo límite pasa sin que se hayan mejorado las condiciones, Irán reanudará el enriquecimiento de uranio, afirmó Rohani.

Compartir

Comentarios