El equipo de Mauricio Pochettino perdía 2-0 el encuentro de vuelta, lo ganó 3-2 y, a pesar del 0-1 de la ida, se metió en su primera final histórica de Champions League. Erik Lamela ingresó en el ganador.

Un nuevo partidazo mantuvo en vilo al mundo del fútbol, que presenció cómo el Tottenham se convirtió en el segundo finalista de la Champions League 2018/19 y enfrentará al Liverpool en el Wanda Metropolitano para definir al sucesor del Real Madrid como rey de Europa. Le remontó un 3-0 global al Ajax de Nicolás Tagliafico y avanzó al partido final por primera vez en su historia. Un triplete de Lucas Moura lo puso en la página más gloriosa de la vida de los ingleses.

El trámite parecía definirse con comodidad para los holandeses, que se fueron al entretiempo con un 2-0 con goles de De Ligt y Ziyech, que convertía la serie en 3-0 por el resultado en Londres. Sin embargo, en 45 minutos se dio vuelta todo: a los 55, 58 y 95 minutos, el brasileño Moura puso a su equipo en la definición. Será ante el Liverpool en Madrid el sábado 1 de junio.

Compartir

Comentarios