Según Smolansky, esas bandas criminales piden a los migrantes un dólar cada vez que cruzan la frontera.

David Smolansky, funcionario opositor al gobierno de Nicolás Maduro, detalló que un grupo de personas armadas, "que responden" al líder chavista, retiene alimentos y medicamentos.

El creciente número de venezolanos que cruzan a diario la frontera con Colombia se enfrentan a prácticas de extorsión por parte de grupos armados "protegidos por el régimen de Nicolás Maduro", denunció este miércoles David Smolansky, coordinador de un grupo de trabajo sobre la migración de Venezuela.

Según Smolansky, fundador del partido venezolano Voluntad Popular, en el que militan los opositores Leopoldo López y Juan Guaidó, esas bandas criminales piden a los migrantes un dólar cada vez que cruzan la frontera y, además, les extorsionan para que les entreguen parte de los alimentos o medicamentos que lleven consigo.

El exalcalde del municipio caraqueño de El Hatillo hizo estas declaraciones en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington, tras visitar en Colombia Cúcuta y Bogotá y viajar a Lima, para elaborar un informe sobre la situación de los venezolanos que piden asilo en otros países de la región.

"Los principales desafíos (de los migrantes) son la situación de salud de las personas con problemas de malaria, tuberculosis y VIH", sostuvo Smolansky.

Además de la salud, el político venezolano consideró que la falta de seguridad constituye un problema para los migrantes, muchos de los cuales cruzan a diario el río Táchira, que hace de límite natural entre Colombia y Venezuela.

"Miles de venezolanos cruzan a diario el río, entre los que hay mujeres embarazadas, personas con discapacidad o en silla de ruedas y niños", aseguró Smolansky al tiempo que alertó de que esas personas "ponen en riesgo su vida" para comprar medicinas y comida.

El político afirmó que desde el 23 de febrero ha habido un aumento significativo en la cifra de migrantes que huyen de Venezuela, aunque consideró que es difícil concretar el número de venezolanos que cruzan cada día la frontera.

"Creemos que se dan todas las condiciones para que a los migrantes venezolanos se les dé la condición de refugiado bajo los principios de la Declaración de Cartagena de 1984", manifestó.

Asimismo, Smolansky expresó su deseo de que Estados Unidos apruebe el Estatus de Protección Temporal (TPS) para los venezolanos, que en el pasado Washington ha aplicado a migrantes procedentes de países en conflicto o víctimas de desastres naturales.

"Son personas que quieren trabajar y los más jóvenes estudiar -opinó-, tendría un impacto beneficioso para todos".

De acuerdo con el último informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), hasta abril unos 3,7 millones de personas habían dejado Venezuela, y más de 3 millones fueron acogidas bajo diferentes programas o condiciones en países de Latinoamérica y el Caribe.

Fuente: EFE.

Compartir

Comentarios