A la jueza se la acusa de maltratos e insultos a víctimas de violencia de género.

Un expediente constató los insultos que Julieta María Ormaechea le profirió a su denunciante. La Corte Suprema bonaerense la licenció por 90 días.

La Suprema Corte de Justicia bonaerense dispuso una licencia por 90 días, a partir del 2 de mayo último, a la titular del Juzgado de Paz de San Vicente, Julieta María Ormaechea, quien fue denunciada por maltratar a víctimas de violencia familiar y quemar expedientes.

La magistrada le habría dicho a una víctima de violencia de género, según consta en un expediente: "Señora, somos grandes. ¿Usted es tarada? ¿Es mogólica? ¿Es discapacitada?... Vuelva con él y déjese de molestar". Las palabras eran dirigidas a una mujer que denunciaba por segunda a vez a su pareja por agresiones. En esa oportunidad, según precisa TN, la jueza no sólo no escuchó a la víctima, sino que también le dijo se dejara "de jugar con la Justicia".

Fuentes judiciales explicaron que la Subsecretaría de Control Disciplinario de la Suprema Corte bonaerense abrió un expediente administrativo a la magistrada, tras una denuncia presentada por el procurador provincial, Julio Conte Grand, el 17 de abril pasado, en la que la acusó de "quebrantar las normas protectoras contra la violencia familiar".

De acuerdo con voceros de la Procuración bonaerense, a la jueza se la acusa de maltratos e insultos a víctimas de violencia de género y de haber ordenado incinerar en una parrilla del juzgado las denuncias no ratificadas, entre otras cuestiones.

Mediante la resolución 328/19, se plantea que la decisión de suspender a la magistrada se adopta "para evitar la repetición de nuevos hechos reprochables".

Fuente: La Voz.

Compartir

Comentarios