Jujuy

La evolución de los intereses de deuda provinciales refleja un aumento de importancia en el PIB en los últimos dos años, y sobre todo en este último ejercicio, en el que llegó a representar el 0,7% del PIB.

La provincia se encuentra en el cuarto lugar a nivel nacional por la cantidad de dinero que gasta en este concepto.También se ubica en el primer lugar de las provincias que recibieron más transferencias no programadas.

Jujuy es la cuarta provincia que destina más recursos al pago de salarios a estatales y la primera en recibir más transferencias no automáticas.

El Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) en su último informe ubicó a Jujuy como la cuarta provincia del país que destina mayor porcentaje de sus ingresos a pagar sueldos a trabajadores dependientes

Si bien los datos no revisten novedad para los conocedores de los índices económicos de la provincia, si son útiles para comprender de dónde provienen los recursos y cómo fueron usados en el ultimo año.

Es sabido por todos los jujeños que altísimos porcentajes de los recursos están destinados a cubrir los costos de los salarios de los trabajadores del Estado, que históricamente eran de más del 80%, cifra que se mantuvo hace mas de cinco años atrás, según indicó un exfuncionario de la cartera de Hacienda.

Esto indica, según lo consignado en el informe, que la cifra disminuyó en el ultimo año.

En el ranking de las provincias que más recursos destinan al pago de los salarios se encuentran Tucumán con 57,2%, seguida por Río Negro 57,2% y luego por Salta con 53,2%.

La provincia de Jujuy usa el 54,5% de sus ingresos para el gasto de salarios de empleados públicos, seguida de Chubut 50,3%, Catamarca 47,9 %, Entre Ríos 47,0%, Mendoza 46,9%, Neuquén 46,8%, Chaco 46,3%, La Rioja 45,3%, Corrientes 45,2%, Caba 44,5%, Tierra del Fuego 44,4%, Buenos Aires 44,2%, Santa Cruz 43,1%, La Pampa 42,5%, Santiago del Estero 40,9%, Santa Fe 40,4%, Misiones 38,4%, Formosa 37,9%, San Juan 36,1% y Córdoba 32,9%.

Según indicó un economista, estas variaciones están ligadas a la depresión de los salarios de los trabajadores estatales en los últimos años. Todo indicaría que como los salarios no subieron en iguales porcentajes que la inflación, se redujo el porcentaje de recursos que se destinan a cubrirlos.

Más informacioón en El Tribuno

Compartir

Comentarios