Violencia sexual

¿Cómo en República Democrática del Congo están tratando de frenar la violencia sexual contra las mujeres?

República Democrática del Congo tiene una de las tasas más altas de violencia sexual en el mundo. Pero un nuevo enfoque trata de abordar el problema alentando a los hombres a confrontar y cuestionar su masculinidad tóxica. ¿De qué se trata?

Durante siglos, los hombres fueron educados con ideas claramente definidas de lo que significa ser un hombre: fuerza, indiferencia emocional, protección, y ser el proveedor de su familia.

Ilot Alphonse cofundó la Red de Hombres del Congo después de sus propias experiencias de masculinidad tóxica.

Pero la evolución de los roles de género, incluido un mayor empoderamiento femenino, combinado con los altos niveles de desempleo masculino, está frustrando la capacidad de los hombres de vivir de acuerdo con esos ideales tradicionales de virilidad.

Y para algunos hombres como Bagwiza, una mujer que tiene independencia financiera representa una amenaza existencial que los lleva a la crisis.

"Pensé que me pertenecía", asegura. "Pensé que podía hacer lo que quisiera con ella. Cuando volvía a casa y ella me preguntara algo, la golpeaba".

República Democrática del Congo tiene una de las tasas de violación más altas del mundo, y se calcula que aproximadamente 48 mujeres son violadas cada hora, según un estudio del American Journal of Public Health.

 

Cómo identificar a un patán

Muchos expertos atribuyen la crisis de violación sexual del país a un conflicto de larga data en el este del territorio, donde los grupos de milicias rivales utilizaron comúnmente la violación y la esclavitud sexual como un arma de guerra.

Pero la causa principal de violación en República Democrática del Congo es mucho más profunda, según Ilot Alphonse, cofundador de la ONG "Congo Men's Network" (Red de Hombres del Congo), con sede en la ciudad de Goma, muy cerca de Rutshuru.

"Cuando hablamos de violencia sexual solo en el contexto de un conflicto armado, estamos un poco perdidos", dice.

"Hemos heredado esta forma de tratar a las niñas como asúbditos. Los hombres creen que tienen derecho a tener relaciones sexuales todo el tiempo. La causa de la violencia sexual es el poder y la posición que los hombres congoleños siempre han querido mantener".

Más información en BBC

Compartir

Comentarios