Operación Craven

Agente de la Guardia Civil

Los criminales organizaron una red que usaba identidades falsas y sometía a las menores a un perverso juego de manipulación para que cumplan con sus pedidos.

El FBI y la Guardia Civil española han detenido a 31 personas e identificaron a 145 menores, la mayoría niñas, que habían sido captadas para participar en una plataforma de internet de videoconferencias en las que las víctimas grababan vídeos de contenido sexual.

La Operación Craven, iniciada en 2016, permitió a la Guardia Civil el cierre definitivo de esta plataforma en la red administrada desde España y utilizada por varios grupos criminales para conseguir la participación de menores en actividades sexuales.

En España arrestaron a tres personas -uno de ellas detenida hace un año en Alicante (este) y condenada a 180 años de prisión– y e identificaron a ocho menores, mientras que la mayoría de actuaciones policiales se desarrollaron en Estados Unidos.

Entre los detenidos había "cazadores", un rol que consistía en rastrear a menores en diferentes redes sociales, principalmente niñas de entre 8 y 14 años de edad a las que enviaban enlaces animándolas a participar en la plataforma intervenida.

Más Información en Infobae

Compartir

Comentarios