Papa Francisco

Le entregaron una carta al Papa en la que se analiza el marco social del país en el momento actual.

La reunión en el Vaticano duró alrededor de dos horas. Francisco les adelantó que este año tiene "la agenda completa" para un posible viaje a la Argentina.

 

 Un grupo de obispos de la región Buenos Aires encabezados por el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, le transmitieron al papa Francisco su preocupación por la instalación del debate del aborto y la situación social.

Durante la reunión en el Vaticano, que duró unas dos horas, el Papa les adelantó que este año tiene "la agenda completa" para un posible viaje a la Argentina.

Al iniciar la reunión, Ojea le entregó una carta en la que se analiza el marco social del país en el momento actual.

"Aquellos hermanos que tienen trabajo se levantan diariamente para ganar el pan con el sudor de sus frentes y también con el sudor del corazón, porque el salario no alcanza. Existe mucho temor de perder el trabajo; son muchos también los desempleados", planteó el presidente de la CEA en la misiva a la que accedió Télam.

"La instalación del debate del aborto nos hizo a los argentinos mucho mal", aseveró el obispo de San Isidro en otro de los pasajes de la carta.

"Si bien intentamos llevar adelante el debate con claridad, pero sin agresiones, nos hemos visto sorprendidos porque un gran número de jóvenes, incluso de nuestros colegios, están militando por el aborto, manifestando en algunos casos un gran enojo con la Iglesia", reconoció el pastor.

"Francisco nos dijo que en la historia argentina se trabajó mucho por construir un país federal, pero todavía estamos lejos de un país federal de verdad", relató tras la reunión a medios argentinos, entre ellos Télam, el obispo de Laferrere, Gabriel Barba, uno de los 29 pastores que participó del encuentro.

"Nos dijo que en Argentina todos somos responsables y tenemos que trabajar por un país verdaderamente federal desde la cultura del encuentro", planteó Barba tras la reunión.

Según el obispo bonaerense, Francisco pidió "consolidar la economía social de mercado"; y parafraseó al papa san Juan Pablo II y "puso como ejemplo" al empresario argentino Enrique Shaw, actualmente en proceso de beatificación.

Ojea, el cardenal Mario Poli y Barba forman parte del segundo de los tres grupos en los más de 100 pastores de todo el país realiza la visita "ad limina" a la Santa Sede, una institución del derecho canónico en la que recorren durante una semana los distintos Dicasterios de la curia romana y le entregan un informe pastoral al pontífice.

"Nos dijo también que tenemos que dar la cara en el tema de los abusos y reconoció que se ha madurado en el crecimiento. Que por supuesto falta mucho", planteó además Barba, que agregó que el pontífice los convocó a "estar cerca de los pobres".

Además, como sucedió la semana pasada en el encuentro del pontífice con el primer grupo de obispos que lo visitaron, Francisco planteó que este año tiene "la agenda completa" para un posible viaje a la Argentina.

"Pero el tema del viaje está abierto", opinó Barba.

La última visita "ad limina" de obispos argentinos fue en 2009, cuando el entonces cardenal Jorge Bergoglio presidía la CEA.

También integran el grupo de 29 obispos, entre otros, Santiago Olivera (Castrense), Carlos José Tissera (Quilmes) y Gustavo Carrara (auxiliar de Buenos Aires).

 

Fuente: Ámbito Financiero

Compartir

Comentarios