La pareja estaba separada hace varios años.

Los especialistas llegaron al lugar del hecho para tomar las pruebas.

La pareja estaba separada hace un par de años. La Policía encontró en el lugar de los hechos un revólver y un cuchillo tipo de carnicería con manchas de sangre. El dolor de los allegados.

Conmoción en Simoca. Un hombre asesinó a su expareja y luego se quitó la vida. El autor del hecho falleció en la mañana del viernes en el hospital Padilla.

El hecho ocurrió el jueves a la noche en una vivienda ubicada en Hipólito Irigoyen y Alfredo Palacios. Heraldo Daniel Albornoz de 38 años ultimó a su ex pareja, María Guadalupe Iñigo. Según informaron del Ministerio Público Fiscal (MPF). Ambos presentaban heridas de arma de fuego a la altura de la sien.

Florencia Hidalgo es periodista de la radio Más en Simoca y amiga de Guadalupe. “La conocí hace seis años, compartimos muchos momentos”, contó en La Mañana de la 12. 

La periodista dijo que el homicida es el padre de sus dos hijas. “Se los veía bien. De pronto empezaron los problemas. Era violento, en varias ocasiones llegó la Policía”, relató Hidalgo.

Las hijas tienen 5 y 11 años quedaran con los padres de Guadalupe. “Me imagine que iba a pasar esto. Ella tomo la decisión de separarse. Hace dos meses logró con la Justicia aplicar una restricción perimetral”, dijo Hidalgo.

Y agregó: “El la llamaba, le pedía perdón. Y hace una semana atrás lo volvió a aceptar en la casa. Ella me dijo que iba solo a ver las chicas, y se iba. Era manipulador, quería agarrar la confianza de ella”.

Caso

Familiares confirmaron que la pareja estaba separada hace un par de años. Ella trabajaba en un comedor y él era albañil. Ayer, la mujer habría salido a realizar un trámite, aparentemente en Las Talitas, y el hombre quedó al cuidado de las dos hijas del matrimonio.  

El ataque se registró cuando la mujer regresó al hogar. Las circunstancias en las que se produjo el hecho se encuentran en plena etapa de investigación.

Fuentes judiciales informaron que ambos se encontraban en la habitación principal de la propiedad. Allí encontraron a la mujer, que ya había fallecido y su ex pareja, quien estaba en estado agonizante con un disparo de arma de fuego y cortes en los brazos. También fueron encontrados un revólver y un cuchillo de carnicería con manchas de sangre en el filo.

El dramático hecho fue descubierto cuando las hijas del matrimonio habrían llegado de la casa de unos vecinos y encontraron cerrada la habitación. En esa circunstancia pidieron ayuda y los vecinos  ingresaron y los encontraron tirados en medio de un charco de sangre. La mujer falleció en el acto y el hombre fue derivado al hospital Padilla, donde murió.

Compartir

Comentarios