Atacaron a tiros un autobús que trasladaba custodios de una prisión federal de alta seguridad feminil. Están implicado el cártel del Golfo y los Zetas.

Peritos forenses trabajan en el sitio donde cuatro mujeres fueron asesinadas, en la localidad de Puente de Ixtla, en el estado de Morelos (México). EFE/STR

Atacaron a tiros un autobús que trasladaba custodios de una prisión federal de alta seguridad feminil. Están implicado el cártel del Golfo y los Zetas.

Por lo menos seis custodios de una prisión federal de alta seguridad murieron y otros resultaron heridos este viernes en el ataque de un grupo armado en el central estado mexicano de Morelos, indicaron fuentes policiales.

 

El ataque, realizado con armas de grueso calibre, se registró pasadas las 7 de la mañana (hora local) en el municipio de Puente de Ixtla cuando los trabajadores se disponían a abordar el autobús que los trasladaría al Centro Federal de Reinserción Social Femenil Número 16.

 

El primer reporte de la policía indicó que el grupo armado viajaba a bordo de un automóvil rojo, cuyos ocupantes dispararon contra los custodios del centro de reclusión, para posteriormente darse a la fuga con dirección a San Mateo.

 

En un primer momento, se informó de tres hombres y una mujer muertos, y otras tres personas lesionadas, todos trabajadores de la prisión federal, ubicada en el municipio de Coatlán del Río.

Posteriormente, otros dos trabajadores fallecieron cuando recibían atención médica en un hospital ubicado en el municipio de Emiliano Zapata, Morelos.

El Gobierno de Cuauhtémoc Blanco (ex futbolista de la selección mexicana) condenó el ataque y pidió que el Gobierno federal atraiga el caso porque se trata de la agresión a una institución federal.

 

"Toda vez que existían amenazas de represalias de parte de organizaciones delictivas", cita un comunicado enviado por el Gobierno estatal.

"El Gobierno que encabeza Cuauhtémoc Blanco Bravo nunca pactará con ningún grupo del crimen organizado y mantendrá la posición de seguir trabajando incansablemente para obtener la paz que todos los morelenses merecen", afirmó el gobierno.

Los atacantes emprendieron la huida y más tarde el vehículo en que viajaban fue localizado cerca del poblado de San Gabriel Las Palmas, municipio de Amacuzac, totalmente calcinado.

 

En la zona se registra una intensa movilización de las fuerzas de seguridad, pero hasta el momento no se ha reportado la detención de sospechosos.

El vehículo oficial traslada todas las mañanas a los trabajadores al centro de reclusión. Los empleados aún no abordaban el autobús cuando ocurrió el ataque.

Compartir

Comentarios