La dirigente social recordó que no pudo ver a Francisco en el Vaticano, el mismo día en que el Pontífice se encontró con la titular de Abuelas.


Estela de Carlotto negó que le haya pedido al papa Francisco que no recibiera a la referente del comedor Los Piletones Margarita Barrientos en El Vaticano, en abril de 2013. La titular de Abuelas de Plaza de Mayo dijo que esta versión forma parte de "una novela absurda" producto de "una imaginación febril".

Barrientos generó un gran revuelo al revelar que el Papa no la recibió en una audiencia pública en ese año. Luego de estas declaraciones se deslizó la versión de que la propia Carlotto habría influido ante el Pontífice para que no recibiera a la dirigente social. Barrientos de todos modos relacionó esto con sus vínculos con el presidente Mauricio Macri, que tiene una relación netamente protocolar con Francisco.

"¿Quién puede pensar que una persona como yo puede hacer una cosa así y que puedo tener el poder de decirle al Papa que no la reciba?".

Para Carlotto, "hay que preguntarse por qué Barrientos dice esto en este momento". "Si estas cosas son con mala intención, no benefician, perjudican. Y si es por ignorancia o porque le han dicho y lo creyó, que venga a hablar conmigo", dijo la titular de Abuelas a radio La Red.

La dirigente de derechos humanos dijo que Barrientos "hace una obra muy buena, de darle de comer a tanta gente, es una persona muy humilde" aunque aclaró que en sus "40 años de lucha" al frente de la Asociación no la conoció "nunca". Además dijo que no cree que "la Guardia Suiza (la fuerza que custodia al Pontífice) saque a los empujones a nadie porque es gente que protege al Papa, con cultura, con formas".

"Que diga algo así, tres años después, con esta gente que ama o que odia, contribuye a la grieta", consideró Carlotto.  "¡Cómo yo voy a decir que la saquen por la fuerza!", reprochó la titular de Abuelas.

Compartir

Comentarios