Espacios Verdes.

El parque 9 de Julio es uno de los grandes pulmones de la ciudad.

El estado de muchos ejemplares en la ciudad es preocupante. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que lo recomendable es 10-15 metros cuadrados de espacio verde por habitante (m2/hab) y en la ciudad los números están por debajo de ese índice, según los expertos consultados.

 

  El Jardín de la República, una denominación que a veces parece perder significado, sobre todo, en lo que respecta a la ciudad y su relación con los espacios verdes.

A diario podemos observar como San Miguel de Tucumán se va colmando de edificios, y los paisajes naturales son despalzados por estructuras de cemento sin contemplar la importancia de los mismos.

 

Los árboles y los espacios verdes son claves para mejorar la calidad de vida de las ciudades y la salud de la población, pues actúan como pequeños pulmones como ser las veredas, parques, plazas, etc. Además de ser lugares de encuentro de la ciudadanía.

El presidente de la Sociedad Amigos del Árbol, Pedro Buiatti, hace referencia a la ley 8991,  que considera al árbol como un servicio público. Sin embargo, dice que "todavía son voluntarismos y se tiene una mirada muy paisajística sobre el árbol y la ciudad, y tímidamente como un factor ambiental que hace a la calidad de vida del hombre".

La imagen puede contener: árbol, cielo, exterior y naturaleza

 

También podemos observar técnicas como el pintado y calado de árboles secos, actos que reflejan la falta de conocimiento. El ingeniero en Zootecnia, Alejandro Daniel Ríos, nos comenta: "el árbol es un ser vivo, un organismo biológico que nace, crece, vive, se reproduce y muere, por lo tanto el encalado tras encalado puede hacer que se obturen todos sus mecanismos de respiración".

Así mismo explicó que los árboles una vez secos tienen que ser estudiados y sacados de raíz por especialistas y no talados de manera indiscriminada. También hace referencia a que "hay una presión urbana que es brutal en contra del ecosistema como la expansión de mucha frontera agrícola, la expansión de countries o barrios privados cada vez más en la ladera del cerro".

La imagen puede contener: árbol, exterior y naturaleza

Lo cierto es que San Miguel de Tucumán, en comparación con Rosario y la ciudad de Buenos Aires, presenta un déficit de arbolado. El descuido y la falta de continuidad en las políticas trae graves consecuencias.

En la problemática que se presenta respecto a los espacios verdes en nuestra ciudad, es necesario que las autoridades competentes gestionen mayor cantidad de acciones para crear y preservar lugares que representan un beneficio para toda la sociedad. Y de la mano con ese compromiso de los funcionarios, el ciudadano debe asumir una postura mucho más amigable en la protección de estos ámbitos que significan vida y oxígeno.   

 

La imagen puede contener: exterior

Compartir

Comentarios