Se suma al incremento de impuestos que regirá en junio y a la devaluación.

Estiman que agregará entre 1,5 y 2% al litro de nafta y gasoil.

Aumentó el precio del biocombustible que las petroleras deben pagar a los productores de combustibles renovables.

El Gobierno aumentó este viernes los valores de los biocombustibles y agregó un nuevo factor de presión a los precios de las naftas, ya que las petroleras deben cumplir con un corte de combustible renovable en sus productos.

Según las disposiciones 35 y 36/2019 publicadas en el Boletín Oficial, los precios de los biocombustibles a base de etanol y maíz (naftas) y biodiésel subirán entre 2 y 3,5 por ciento, retroactivo al 1 de mayo.

Con estos aumentos, los precios en los surtidores deberían incrementarse entre 1,5 y 2 por ciento, indicaron en una importante petrolera.

Sin embargo, los fabricantes de bioetanol replicaron que el impacto en los precios finales de las naftas es mínimo. Según sus cálculos, un incremento promedio del 2,46 por ciento en los combustibles producidos a partir del maíz y la caña de azúcar incide en apenas 0,3 por ciento en el precio final que el usuario paga en los surtidores, ya que ese incremento se aplica sobre el 12% del litro de nafta, que es la participación de componente renovable.

Desde este mes, los precios del bioetanol elaborado a partir de caña de azúcar suben 3% (de $22,73 a $23,41 por litro) y los del bioetanol fabricado desde el maíz, 1,9% (de $20,87 a $21,27). El biodiésel (en base a aceite de soja) sube 3,5 por ciento, desde $28,73 por litro a $29,74.

El régimen promocional de biocombustibles establece una mezcla obligatoria en las naftas y el gasoil, a precios que fija el Estado para favorecer la producción de fabricantes locales.

Compartir

Comentarios