Después de hacerle los estudios correspondientes, los profesionales determinaron que debía ser operada por una brida abdominal.

Su hija, Marcela Tinayre contó cómo reaccionó la diva cuando le comunicaron que debían operarla para solucionar una suboclusión intestinal.

El domingo por la mañana Mirtha Legrand ingresó al Sanatorio Mater Dei acompañada por su hija, Marcela Tinayre, para realizarse estudios por dolores estomacales. Después de hacerle los estudios correspondientes, los profesionales determinaron que debía ser operada por una brida abdominal. La intervención se realizó antes de la medianoche y su resultado fue satisfactorio, según confirmó Teleshow.

Esta tarde, ya más tranquila mientras su madre se recupera en el centro médico, Tinayre se puso una vez más al frente de su programa en Net TV, Las Rubias, y dio detalles sobre la reacción de la diva al enterarse de que debía ser operada y contó el particular pedido que hizo antes de ingresar al quirófano.

Según su relato, el domingo a la mañana se comunicaron con ella desde la casa de su madre y le dijeron que se dirigiera hacia allí rápidamente: "Ella estaba vestida de blanco, con aros, maquillada, peinada y sentada mientras escuchaba la radio. Estaba su médico clínico. 'Me parece que tengo que ir a hacer el programa y después me voy a internar porque tengo esta gastroenteritis que no me deja respirar, estoy agitada', me dijo. 'De ninguna manera', le contestamos. Y partimos al sanatorio".


Tinayre contó que en un principio todos pensaron que se trataba de una gastroenteritis, pero luego los médicos llegaron a la conclusión de que se trataba de un brida abdominal y que había que operar. Pero la diva no quería someterse a la intervención: "Ella decía: '¿Cómo voy a hacer con el trabajo?' Le dije que se relajara. Se llenó de temores pero había que tomar la decisión. Hasta que ella dijo: 'Bueno, doctor, haga lo que tenga que hacer, las anestesias hoy en día son fantásticas. ¿Está seguro de su diagnóstico?' Él le contestó que sí y ella le dijo: 'Pero no hablemos de intestino porque no me gusta'".

En ese sentido, reveló el particular pedido que hizo la conductora antes de ingresar al quirófano: "Le dije que se sacara el maquillaje, pero me contestó: '¡No! No me lo quiero sacar'. Y cuando la enfermera le indicó que le tenía que despintar las uñas ella dijo: 'Pero una uña sola, nada más'. ¡Siempre coqueta!"

"Volvió de la operación como una flor porque estaba maquillada y radiante. Con ese pelo rubio que tiene impresionante… Abrió los ojos, ya estaba Nacho, y le dijo: '¿Cuándo empiezo a trabajar?' Nos miramos y le dijimos que se quedara tranquila que no va a empezar a trabajar inmediatamente. Y después preguntó quién ganó las elecciones en Córdoba. La conexión que tiene es impresionante. Cuando entraron los médicos con los papeles de los estudios que le hicieron estaban sorprendidos: 'Estos resultados son de una mujer de 45, 50 años. Es impresionante'".

Compartir

Comentarios