Racing necesita la victoria

El Matador cayó por 2-1 en en Avellaneda, pero le alcanzó para meterse entre los cuatro mejores equipos de la competencia. El gol de Matías Pérez Acuña sobre la hora le permitió avanzar de fase.

 

 Tigre no para de sorprender y más que nunca sueña con hacer historia. El Matador, que viene de descender a la B Nacional, eliminó a Racing, flamante campeón del fútbol argentino, y se metió en semifinales de la Copa de la Superliga.

El Matador, que venía de eliminar a Colón y a Unión de Santa Fe, ahora se hizo gigante ante la Academia. Luego de imponerse por 2-0 en el encuentro de ida en Victoria, cayó por 2-1 en el Cilindro de Avellaneda y dejó en el camino a uno de los grandes candidatos.

La historia había comenzado complicada para los dirigidos por Néstor Gorosito. A los 20 de la primera etapa, Lucas Orbán abrió el marcador para la Academia y llenó de ilusión a sus hinchas. 18 minutos más tarde, Lisandro López puso el 2-0, resultado que llevaba el encuentro a los penales.

En el complemento, Racing generó situaciones para marcar el tercero, pero ese tanto nunca llegó y Tigre aprovechó una de las pocas situaciones que tuvo. En tiempo cumplido, Matías Pérez Acuña aprovechó una distracción de la defensa local y no perdonó. Así puso el 3-2 en el resultado global.


Fuente: TN

Compartir

Comentarios