Activistas evitaron su desalojo.

El gobierno de Donald Trump reconoce a Juan Guaidó como presidente venezolano.

Los activistas afines a la gestión de Nicolás Maduro frenaron a las fuerzas de seguridad que respondieron al mandato del gobierno de Trump, por pedido de enviados de Juan Guaidó.

El Gobierno de Estados Unidos ordenó este lunes el desalojo de los activistas partidarios del presidente venezolano, Nicolás Maduro, que permanecen desde hace semanas en la embajada de Venezuela en Washington.

Sin embargo, los activistas lograron frenar su desalojo del edificio diplomático después que fuerzas de seguridad estadounidenses abrieran la entrada por la fuerza.

Estados Unidos tomó esta decisión a solicitud de los enviados en Washington del líder opositor venezolano Juan Guaidó, al que el Gobierno de Donald Trump reconoce como mandatario legítimo del país petrolero.

Fuente: EFE.

Compartir

Comentarios