Obesidad

Las consecuencias de la obesidad van desde cáncer o diabetes, a enfermedades respiratorias crónicas o problemas del corazón.

La diferencia entre los datos de 2016 y 1985 han permitido a un equipo de investigadores determinar cómo avanza la epidemia de obesidad.

Llega, como en cualquier otro rincón del mundo, de la mano de la alimentación de baja calidad, los productos procesados y el estilo de vida sedentario. Además, dicen los expertos, está muy vinculada al perfil socioeconómico de cada país.

Y, en contra de lo que se creyó durante mucho tiempo, los datos demuestran que la obesidad avanza más rápido en las poblaciones rurales que en las ciudades.

No es un problema exclusivamente regional: de media, la población mundial ha engordado entre 5 y 6 kilos por personaen los últimos 31 años, según un estudio del Imperial College de Londres que analizó el peso de más de 112 millones de personas en 200 países del mundo entre 1985 y 2016.

Los investigadores esperan que sus hallazgos ayuden a orientar las políticas públicas de lucha contra la obesidad, cuyas consecuencias van desde cáncer, diabetes, enfermedades respiratorias crónicas y problemas cardiovasculares de todo tipo.

Uno de cada cuatro hombres en Argentina, Uruguay, Chile o México es obeso.

Una persona obesa se define como alguien con una alta proporción de grasa corporal y un índice de masa corporal (BMI) de más de 30.

Y varios países de América Latina figuran entre aquellos que han registrado un mayor aumento del índice de masa corporal de sus habitantes, así como en el porcentaje de obesos.

Más información en la BBC latina

Compartir

Comentarios