Agentes que responden al régimen de Nicolás Maduro rodearon el Parlamento e impidieron el ingreso de legisladores opositores. El canciller Jorge Faurie lo condenó en Twitter.

Según los agentes, el operativo es para buscar artefactos explosivos.

Agentes que responden a Nicolás Maduro rodearon el Parlamento e impidieron el ingreso de legisladores opositores.

El Gobierno argentino, a través de la Cancillería, repudió este martes la decisión del régimen de Nicolás Maduro de militarizar la Asamblea Nacional de Venezuela, impidiendo el ingreso de legisladores opositores.

“Repudiamos y condenamos al régimen ilegítimo de Maduro por restringir una vez más la libertad de movimiento y el ejercicio de los derechos políticos de los parlamentarios venezolanos, esta vez prohibiéndoles el ingreso al edificio de la Asamblea Nacional”, escribió el canciller Jorge Faurie en su cuenta de Twitter.

Dirigentes opositores denunciaron que agentes de la Guardia y la Policía Nacional Bolivariana (GNB y PNB) y del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) irrumpieron en el Parlamento venezolano e impidieron el paso a diputados, trabajadores y periodistas.

Según el diario venezolano 'El Nacional', los agentes llegaron sobre las 6.30 (hora local) dando como única explicaciones que buscaban artefactos explosivos. "¿Otro cuento chino?", cuestionó el diputado opositor Biagio Pilieri, en Twitter.

De acuerdo con el Centro de Comunicación Nacional, que ejerce de oficina de prensa del líder opositor Juan Guaidó, tampoco dejaron entrar al "personal de seguridad" que pretendía verificar la situación.

El Centro de Comunicación consideró que las "fuerzas represivas" han "tomado" el Congreso para "impedir la sesión ordinaria de este 14 de mayo", que iba a abordar "la destrucción del poder adquisitivo del venezolano", las acciones judiciales contra diputados y la reincorporación de Venezuela a la Convención Americana de Derechos Humanos.

Compartir

Comentarios