Edward Prado consideró que la relación Estados Unidos-Argentina está en su mejor momento desde hace una década.

El representante estadounidense en nuestro país alimentó las versiones que señalan que se realizará un préstamo de u$s 10.000 millones en un marco de "buena relación".

El Gobierno de Donald Trump volvió a dar un gesto de respaldo a la Argentina, después de la conversación telefónica de la semana pasada entre el presidente norteamericano y su par Mauricio Macri. El embajador de los Estados Unidos en Buenos Aires, Edward Prado, señaló ayer que la relación entre ambos países "está en su mejor momento en décadas" y remarcó que "en tiempos difíciles es cuando uno sabe realmente cuáles son sus amigos". De esta manera, alimentó las versiones de una posible línea de crédito proveniente del Tesoro de la principal economía del mundo.

Durante una jornada de negocios organizada por la Cámara de Comercio Argentino-estadounidense (Amcham) Prado reconoció que en este momento la economía local "atraviesa un momento difícil" pero que "estaremos ahí para ayudar". "Todos sabemos que el tipo de transición que están encarando lleva tiempo. Estaremos ahí para ayudarlos como amigos", planteó el funcionario de Trump.

En medio de los rumores sobre un posible préstamo de u$s10.000 millones del Tesoro norteamericano para complementar el crédito de u$s56.000 millones del Fondo Monetario Internacional, el embajador dijo que "el Gobierno de Estados Unidos apoya a la argentina porque es el camino correcto".

"En el largo plazo la economía estará mejor. Se está reduciendo la vulnerabilidad que la economía argentina tuvo durante 70 años", evaluó, en línea con el análisis que hacen en la Casa Rosada.

En ese sentido, remarcó que Trump eligió a la Argentina como "socio preferencial".

Los elogios de Prado se produjeron apenas unos días después de que el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, se reuniera con el titular del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin. En el mercado se especula con la posibilidad de que el gobierno norteamericano le otorgue una línea de crédito de u$s10.000 millones a Macri, como lo hizo durante la crisis del tequila con México o incluso con Brasil y Uruguay, aunque se trata de una medida que acarrearía ciertas dificultades administrativas para Trump, por ejemplo si debe pasar o no por el Congreso de ese país.

Los guiños del gobierno de EE.UU. a la Argentina no quedaron solamente en el llamado telefónico y la cumbre Sandleris-Mnuchin en Basilea que el Ejecutivo se dedicó a difundir: la semana pasada, también viajó a Buenos Aires en una gira relámpago la subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, Kimberly Breier.

Este refuerzo en el apoyo de Trump a Macri también se da en el marco de los tropiezos que viene sufriendo Jair Bolsonaro en Brasil, que buscaba ser el alfil de Washington en Latinoamérica, pero el acelerado deterioro de su imagen acaso haga que el apoyo se vuelque con aún más fuerza a la Argentina para evitar un regreso de Cristina Kirchner al poder.

Fuente: Bae Negocios.

Compartir

Comentarios