Burlas a un niño en un jardín de infantes.

El pequeño vivió una situación de exposición por parte de la maestra.

Matías Gómez, psicólogo, consideró que la situación "es de mucha agresividad y exposición". "El docente tiene que ser el que marque la tolerancia", agregó el profesional.


Ocurrió en el jardín Municipal Querubines. Una docente filmó a sus alumnos festejando el triunfo de Atlético Tucumán ante River. Uno de los niños no lo hacía y la maestra preguntó: “Santiago, ¿vos no pensás aplaudir? Santi, ¿vos sos de River, Santi?” Con la voz bajita, Santi balbucea: “De San Martín”. La maestra insiste: “¿De San Martín y de River?”. Y Santiago, sin levantar la mirada, responde: “De San Martín”. Sin dejar de filmarlo, la maestra le pregunta: “¿Pero a vos no te gustaría aplaudir por Atlético?” Santiago juega con sus manos sin dar respuestas. “Santi, mirame”, le pide la maestra por última vez. Sin respuestas, vuelve a hablarles a los alumnos: “¡Bueno, a ver, otro aplauso para Atlético!”. El video en minutos se viralizó en las redes sociales.

Matías Gómez, psicólogo especialista en niños dijo en La Mañana de la 12 que es necesario pensar en las primeras impresiones para ir al fondo de esta situación. “A la infancia hay que respetarla en la diversidad”, remarcó.

Ahora con el rol docente, el profesional afirma que  la escuela tiene que educar por y para la diversidad. “Tenemos poblaciones en  colegios en donde todos son diversos. Podemos pensar en el equipo, origen y capacidad. Ante esta situación me pregunto: ¿Dónde está pensar en educar por la diversidad?”

Gómez planteó: ¿Qué pasa acá que se mezcla la ideología de la docente con su trabajo? “Deja el rol profesional para mostrar lo personal y es ahí donde viene lo agresivo y la exposición”, agregó.

“Hay que plantear dos cuestiones: la exposición del niño, la situación agresiva inclusiva y la falta de respeto a su infancia. Y la otra es la función del docente que tiene que tener una función ideal generar movimientos identificatorios con los niños marcar el respeto la tolerancia y diversidad. Y nos preguntamos qué sucede con las idealidades en los colegios que se puede y que no y hasta donde el docente puede manejar su juicio personal ante el profesionalismo”, sostuvo.

¿Qué infancia estamos formando?

“La diversidad y la inclusión no pasa muchas veces por una discapacidad sino en cuestiones como estas: respetar el club, grupo de música, entre otros. Todas estas diferencias entran en la diversidad. Actualmente se trabaja con un paradigma de pensar en la convivencia con la diversidad. Todo esto se pierde en el caso: valores fundamentales en la primera infancia donde el niño va consolidando su personalidad”, explicó.

Gómez dijo que hay que pensar qué se transmite a los niños, qué valores estamos construyendo con ellos. “Es la primera infancia el momento clave donde se crean los primeros cimientos para crear otros valores, cuando vemos dificultades mas grandes vemos que paso antes”, dijo.

En ese sentido agregó: “Por eso es fundamental el trabajo con los papás y los docentes en la trasmisión de los valores más apropiados”.

“Aquí en esta situación habilita a que los otros niños se burlen, ahora como sigue su continuidad en el establecimiento. Hay detalles que son muy importantes y si hacen a la calidad educativa”, cuestionó.

Es muy importante escuchar a los niños, afirma el profesional. “Aquí tenemos un video, pero también el niño puede contarle a sus padres. Hay que creerle al niño, ir a la escuela, hablar. Siempre hay una base real y la está viviendo con sufrimiento., Hay que darle lugar no callarnos”, cerró.

Compartir

Comentarios