Los padres del establecimiento harían la denuncia en las próximas horas.

Ramiro Granados, titular del organismo en Tucumán, indicó que hay que evaluar las incidencias psicológicas posteriores en el niño que recibió las bromas en el jardín Querubines.


El video en el que una docente quedó involucrada por burlarse de un alumno en el jardín Querubines de la capital tucumana amplió el marco y los padres del establecimiento acudieron al asesoramiento desde el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) en Tucumán.

Desde el organismo, su titular, Ramiro Granados, aclaró conceptos sobre la situación y la catalogó como un "abuso de autoridad, que es cuando hay una diferencia entre la autoridad de un docente en una autoridad, con las implicancias que eso tiene posteriormente en una interrelación", apartándola del bullying, "que es la violencia física o verbal entre pares".

En cuanto a las consecuencias del acto en el que la docente insistió en burlar al menor en el marco de la rivalidad Atlético-San Martín, Granados sostuvo que "hay que evaluar la incidencia psicológica posterior en el chico, porque no se lo ve muy cómodo al niño, además de la insistencia de la docente". Los padres del jardín se asesoraron para hacer una denuncia, que sería efectiva en las próximas horas.

Compartir

Comentarios