Noelia dijo que "no estoy de acuerdo a que se lo haya expuesto de esa manera". "Tengo un nudo en la garganta, una bronca impresionante", dijo Matías, el padre del menor.


Autoridades de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán y del Jardín de Infantes Querubines se reunieron con los padres de Santi, el niño de cuatro años que fue filmado mientras una docente se burlaba por ser de San Martín. “El accionar fue rápido. Nosotros hicimos la denuncia en la Comisaria porque no estamos de acuerdo de la exposición que tuvo mi hijo”, dijo Noelia, madre del menor.

La mujer dijo que se siente mal porque consideraba a las maestras como excelentes profesionales, “no entiendo lo que querían hacer, se les fue de las manos”. Ahora las maestras fueron separadas de su cargo.

“El viernes mi hijo volverá al jardín. Él es chiquito, tenía la cara larga y le dijo a mi marido: ‘no quiero ir al jardín porque todos son hinchas de Atlético’. Él se olvida rápido, a uno le queda el mal momento y las ganas de hacer algo porque no puede quedar así.

Noelia dijo que no hablaron con las maestras. “Pueden enseñar lo que quiera pero porque ensañándose con mi hijo. Con los mismos docentes mi hijo no estará. Desde la Municipalidad me confirmaron que separan a las docentes”, contó.

Habría varios casos. “Esta fue la gota que rebalsó el vaso. Los papas de la misma sala dicen que las docentes hablan mal, pero hasta que uno no le pasa no hablan. En el jardín no está asentado entonces, para ellos no ocurrió”.  

Matías, el papá del niño, contó que el video le llegó al celular. “Tengo un nudo en la garganta, es una bronca impresionante. Las autoridades tomaron carta en el asunto, pero esto no quedará así. Expusieron a una criatura de cuatro años. Vamos hacer la denuncia, vamos a llegar hasta donde sea. Yo no me voy quedar tranquilo”, cerró.

Compartir

Comentarios