Cuatro países intervinieron en la operación, aunque todavía hay 5 prófugos.

Las fotos de los cibercriminales que aún son buscados por Europol fueron reveladas en la sede que tiene en The Hague, Holanda. (Foto: REUTERS/Eva Plevier)

Cuatro países intervinieron en la operación, aunque todavía hay 5 prófugos.

Las policías europea y estadounidense anunciaron el jueves haber desmantelado una red mundial de cibercriminales que robó 100 millones de dólares a más de 41.000 víctimas en todo el mundo, a través de un programa maligno (malware) desarrollado en Rusia.

En un trabajo conjunto, las autoridades de Georgia, Ucrania, Moldavia y Estados Unidos abrieron investigaciones judiciales contra los cibercriminales detenidos; aunque siguen fugados cinco ciudadanos rusos, según reveló la agencia europea de cooperación policial Europol, en conferencia de prensa en La Haya.

Se trata de una red "compleja, operativa y organizada" a nivel mundial que, tras lograr acceso a las computadoras privadas de sus víctimas, las infectó con el malware bancario para sustraer credenciales de inicio de sesión (usuario y contraseña) de homebanking, lo que le permitió obtener dinero desde las cuentas de los damnificados.

"La red criminal utilizó el malware GozNym para robar unos 100 millones de dólares, principalmente a empresas y a sus instituciones financieras" explicó Europol. El dinero era luego lavado a través de cuentas en Estados Unidos y otros países.

Scott Brady, fiscal estadounidense para el distrito occidental de Pensilvania, calificó la operación de "esfuerzo internacional sin precedentes".

"Las víctimas europeas y estadounidenses, confiadas, pensaban que cliqueaban en una simple factura, pero de hecho daban a los piratas informáticos acceso a sus informaciones más sensibles", explicó Brady.

Entre los cinco rusos aún buscados está el creador del malware GozNym, Vladimir Gorin, que "supervisó su creación, su desarrollo, su gestión y su alquiler a otros cibercriminales", según Europol.

El supuesto líder de la red, Alexander Konovolov, de 35 años, de Tíflis, que utilizaba el seudónimo "NoNe" fue detenido en Georgia, informó el Departamento de Justicia, así como su presunto brazo derecho, Marat Kazandjian, de 31 años, conocido como "phant0m".

Compartir

Comentarios