Los ingresos totales del mes fueron de $ 277.427 millones.

El dato surge de la comparación interanual.

El déficit financiero fue de $ 66.073 millones, con una reducción del 2,4% en términos reales.

Argentina registró un superávit fiscal primario de 499 millones de pesos en abril, pero el resultado financiero arrojó un déficit de $ 66.073 millones, informó el ministerio de Hacienda.

La primera cifra representa una reducción de $ 10.841 millones frente al déficit de $ 10.342 millones registrado en abril de 2018. 

Los recursos totales crecieron un 43,8% en términos interanuales (i.a.), 8 puntos porcentuales (p.p) más en relación a los gastos primarios que tuvieron un incremento del 36,2% i.a. 

Por su parte, el déficit financiero -que incluye el pago de los intereses de la deuda pública- fue de $ 66.073 millones, con un aumento equivalente al 52% en relación a abril de 2018 y una reducción en términos reales de 2,4% i.a.

Los ingresos totales del mes fueron $ 277.427 millones. Se destacaron los recursos tributarios -netos de la deducción por coparticipación a las provincias- que alcanzaron $ 245.964 millones y mostraron un crecimiento del 45,4% i.a.

Dentro de estos, sobresalieron los Derechos de Exportación (313,4% i.a.), el Impuesto a las Ganancias (52,6%), los Aportes y contribuciones a la seguridad social (42% i.a.), el Impuesto al Valor Agregado (30,1% i.a.) y el Impuesto a los créditos y débitos (29,5% i.a.). El resto de los recursos del Sector Público no Financiero mostró en abril un incremento del 32,5% i.a.

Los gastos primarios alcanzaron $ 276.929 millones, con un crecimiento del 36,2% i.a. en términos nominales y una reducción del 12,5% i.a. en términos reales. El gasto de capital creció un 8% i.a., donde sobresalieron los incrementos en la finalidad Transporte (83,8% i.a.) y Educación (18,9% i.a.), mientras que en el resto de las finalidades se observaron disminuciones en términos anuales.

Prácticamente un cuarto del gasto de capital del abril fue pagado con financiamiento externo, destacó la cartera a través de un comunicado.

Las prestaciones sociales aumentaron un 37,8% i.a. Se destacaron las jubilaciones y pensiones contributivas y no contributivas y asignaciones familiares que crecieron un 36,5% i.a., y la asignación universal por hijo con un crecimiento del 102% i.a. debido al incremento del beneficio del 46% otorgado en marzo.

Asimismo, la línea “Otras prestaciones sociales” aumentó un 40,8% i.a., con los programas “Hacemos Futuro” y “Proyectos Productivos Comunitarios”, que aumentaron un 55,6% i.a., en virtud del incremento del Salario Social Complementario otorgado en marzo.

Las transferencias a universidades aumentaron un 27,3% i.a. y las transferencias corrientes a las provincias un 7,6% anual, donde se destacaron las destinadas a Desarrollo Social (489,6% i.a.) y Seguridad Social (91,9% i.a.).

Compartir

Comentarios