Quién quiere ser millonario

Santiago del Moro - Julián Weich

El reconocido conductor había manifestado que el programa de Telefe "elige participantes con historias que no hacen falta.... está todo muy digitado".

Julián Weich dijo que no quería generar polémica con sus palabras, pero fue inevitable. El reconocido conductor de programas de entretenimientos criticó el ciclo de Telefe ¿Quién quiere ser millonario? y, ahora, Santiago del Moro, brindó su opinión sobre los dichos.

"Me parece que todo tiene que ver con la búsqueda del rating, y lo hacen de la manera más rápida, barata e inmediata. No me pongas algo que me da vergüenza ajena… Fijate lo que pasa con ¿Quién quiere ser millonario?, eligen participantes con historias al borde de… Pará, pará, no hace falta. Está buenísimo que vaya una persona que trabaja en el CONICET para que tenga un reconocimiento y todos se enteren de lo que pasa, pero está muy digitado todo", dijo Weich en el ciclo radial Por si las moscas.

Del Moro, consultado al respecto por el programa de América Involucrados, manifestó sus sensaciones ante estas declaraciones: "Mi única respuesta siempre es el trabajo y contesto así, trabajando todos los días. El programa está para que la gente participe, charle conmigo y gane mucha plata. Hago un programa que me encanta, estoy con la gente y nos va bárbaro. Este programa es un poco de luz y aire fresco en un momento muy difícil".

"Me molestaría (lo que dijo Weich) si fuera así, pero como no es así no me lo puedo tomar en serio. No voy a hablar de eso, no me interesa. Pongo mi energía en trabajar y en cosas positivas", agregó.

Al ser consultado por el cronista del programa de América sobre las historias de las personas que van a su programa, contestó: "No importa si venden o no venden. Son casos de la vida, como vos contarías tu historia si vinieras a jugar. Son las historias de los participantes. Buscarle algo negativo o malo habla de quien lo dice, no de lo que es el programa en sí".

Constanza Dolores es una participante que generó mayor conmoción durante su paso por ¿Quién quiere ser millonario? Nacida en Munich, Alemania, hace 55 años, le contó a Del Moro su difícil historia y todo lo que le costó superar la discriminación y poder mostrarse tal cual es. Invitada al piso de Involucrados, aseguró: "No me sentí para nada utilizada. Hice un casting donde me hicieron una serie de preguntas que están relacionadas con lo que era el programa, vieron que sabía y me dijeron 'dale, pasá'. Y me indicaron: 'Sé vos, contá tu historia'. Nada más. No me dieron ninguna explicación sobre si tenía que llorar o nada. Simplemente contar mi historia".

Más información en Infobae

Compartir

Comentarios