Las conversaciones iniciadas en Noruega no seguirían en el continente europeo, sino en el Caribe

Tras los encuentros en Oslo, los delegados de Maduro y Guaidó se encuentran regresando a Caracas

Las conversaciones iniciadas en Noruega no seguirían en el continente europeo, sino en el Caribe.

Las conversaciones entre la dictadura de Nicolás Maduro y el presidente designado Juan Guaidó, que se iniciaron esta semana en Noruega, no continuarán en el continente europeo, como se especulaba, sino que, según publicó el sitio ALnavío, serán en el Caribe, muy probablemente en Martinica, territorio de ultramar de Francia.

Tras los encuentros en Oslo, los delegados de Maduro y Guaidó se encuentran regresando a Caracas para hacer consultas antes de decidir si se formaliza la negociación. Según publicó el sitio, aún se encuentran discutiendo el método que utilizarán.

Si bien Martinica es la primera opción que se baraja, y ambas delegaciones estarían de acuerdo, existen al menos dos alternativas más, muy probablemente siempre en la zona caribeña.

Departamento de ultramar de Francia, Martinica está ubicada al norte de Santa Lucía, en aguas del mar Caribe. No existen vuelos regulares de línea entre Venezuela y esta isla, pero está conectada por avión con prácticamente todas las islas del Caribe, incluida Cuba.

Los representantes de Nicolás Maduro en la negociación son Héctor Rodríguez, gobernador del estado Miranda, y Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación. Por el presidente interino actúan como negociadores Gerardo Blyde, ex diputado, y Fernando Martínez Mottola, ex ministro de Carlos Andrés Pérez. En la próxima reunión será incorporado el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Stalin González.

Los negociadores tuvieron dos reuniones en Noruega, el martes y el miércoles. En ambos hubo un grupo de intermediarios noruego, que cuenta entre sus miembros a algunos negociadores que ya intervinieron en la negociación de los acuerdos de paz en Colombia, según confirmó al diario ALnavío Leiv Marsteintredet, profesor noruego de Política Comparada de la Universidad de Bergen.

Ambas partes admitieron los encuentros de Oslo. Desde el régimen, sostuvieron: "Hay conversaciones entre nuestro gobierno y la parte democrática de la oposición", mientras que Guaidó sostuvo en Twitter que habían "atendido" una invitación del Gobierno de Noruega y reiteró que "cualquier iniciativa de mediación debe pasar por el cese de la usurpación, el Gobierno de transición y las elecciones libres".

"No hay ningún tipo de negociación. Es un esfuerzo de Noruega por una mediación, que tiene meses. Esta fue la segunda invitación a Oslo. Todo lo demás son especulaciones", indicó Guaidó a la prensa venezolana.

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega informó haber "tenido contactos preliminares con representantes de los principales actores políticos de Venezuela, en una fase exploratoria, con el objetivo de apoyar la búsqueda de una solución a la situación del país. Noruega elogia a las partes por sus esfuerzos. Reiteramos nuestra disposición de seguir apoyando la búsqueda de una solución pacífica para el país", puntualizó.

Por el momento, Noruega no ha reconocido a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, algo que ya han hecho más de 50 países -incluido los Estados Unidos y gran parte de América Latina-.

Compartir

Comentarios