Macri nuevamente hizo un llamado a sus electores para que lo sigan apoyando.

El presidente apareció públicamente luego del anuncio de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner y, sin mencionarlos, atacó a sus 'enemigos' políticos.

Sin nombrar a Alberto Fernández y Cristina Fernández, la fórmula del peronismo K, Mauricio Macri ratificó el rumbo de su gobierno durante un acto que protagonizó en el club barrial 17 de agosto. "Muchos son enemigos del cambio, burócratas y corruptos. Nosotros somos los defensores del cambio, los que trabajamos todos los días", dijo el Presidente en un sorpresivo acto de campaña de campaña que compartió con Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno porteño.

Durante su presentación, Macri rescató las obras públicas de su administración, recordó la cumbre del G20 y la apertura económica de la Argentina en los últimos tres años. El Presidente habló desde una tarima en medio del salón, mientras los militantes de Cambiemos sacaban fotos, tuiteaban y aplaudían a rabiar.

En medio del acto de campaña de Cambiemos, aparecieron Matías y Eduardo, dos trabajadores de Ferrocarriles Argentinos que participaron en la construcción del viaducto de la línea Mitre que une Retiro con Tigre. Macri los presentó, les preguntó de qué club eran (Matías de River y Eduardo de Boca) y enfatizó su decisión de hacer obras públicas que estuvieron dormidas durante años.

"El viaducto le cambió la vida a miles de argentinos, esa es nuestra función. Cambiar las cosas, para que todos vivamos mejor", aseguró Macri en su acto electoral en el club 17 de agosto. Habló de la necesidad "defender el cambio" a pesar de "los riesgos" que implica.

"El cambio es una fuerza que te transporta, que crece a medida que nos incorporamos al cambio. Y el cambio de una sociedad no viene de arriba hacia abajo. No es que la sociedad dice 'ustedes tienen que cambiar'. No. Cada uno de nosotros provocamos este cambio en la sociedad con nuestra actitud, con nuestro trabajo, con nuestra forma de comunicarnos, de respetar al otro", dijo el mandatario, quien agregó: "Y el cambio claramente es una aventura. Pero como toda aventura es estimulante, sí. Es apasionante, sí. Es desafiante. Tiene riesgos, pero la vida es así".

Macri sostuvo que es consciente de que hay otras opciones electorales aunque también quiso diferenciarse de los ataques vienen desde sectores de la oposición. "Salgamos juntos como lo estamos haciendo para acá ya decir 'es por acá, creemos lo que estamos haciendo' y sin miedo. Sé que hay otras alternativas políticas. Hay demasiadas ganas de confrontar, de pelear de agredir. Nosotros no, nosotros tranquilos, pero con fortaleza. Tranquilos para decir nuestra verdad. Para decir nuestro sentimiento. Este cambio está en el corazón de todos nosotros". señaló.

Antes de finalizar, Macri nuevamente hizo un llamado a sus electores para que lo sigan apoyando. "De eso se trata lo que hacemos, de construir puentes, herramienta para que cada uno delo argentino podamos elegir dónde vivir, dónde trabajar. Apoyándose en el de al lado, sin querer sacarle ventajas al de al lado. Por eso les digo defensores del cambio, es tiempo de trabajar, de hacer. Es tiempo de transmitir convicción. Es tiempo de hablar con el corazón, que esta es la Argentina por la cual estamos trabajando. Y que juntos lo vamos a hacer. Vamos Argentina !!!", concluyó en medio de aplausos.

Fuente: Infobae.

Compartir

Comentarios